BOLSA

Grifols, inyección de plasma

El pro­ceso de cre­ci­miento de Grifols centra su firme com­pro­miso de au­mentar el su­mi­nistro de plasma y te­ra­pias como prin­cipal fuente de ne­go­cio. El la­bo­ra­torio ha ce­rrado re­cien­te­mente la ad­qui­si­ción de 25 cen­tros de do­na­ción de plasma en Estados Unidos de la em­presa BPL Plasma, fi­lial de Bio Products Laboratory Holdings Limited.

El precio total de la transacción ha ascendido a los 370 millones de dólares, unos 307 millones de euros al cambio. Los centros adquiridos cuentan con licencia de la U.S. Food and Drug Administration (FDA, por sus siglas en inglés) y de la UK’s Medicines and Healthcare Products Regulatory Agency (MHRA) y en el último ejercicio obtuvieron, aproximadamente, un millón de litros de plasma.

Grifols podrá disponer de forma inmediata del plasma obtenido en estos centros una vez recibida ya las pertinentes aprobaciones regulatorias necesarias. El grupo catalán financiará la operación con recursos propios, sin emitir deuda. De este modo, afianza su posición para gestionar un crecimiento significativo de los niveles de plasma en 2021 conforme avanza la vacunación y se reducen las restricciones por la covid.

Esta adquisición está alineada con la estrategia de expansión y diversificación de acceso a plasma a través de su plan de expansión, que incluye crecimiento orgánico e inorgánico. En relación a sus esfuerzos orgánicos, la compañía prevé abrir entre 15 y 20 nuevos centros de plasma en 2021.

Grifols cuenta con una red integrada por 344 centros de plasma a nivel mundial: 289 en Estados Unidos tras esta adquisición y 55 en Europa, concretamente en Alemania, Austria y, recientemente en Hungría.

Todos estos esfuerzos, sin embargo, están teniendo poca repercusión en los mercados financieros, donde su cotización se mueve en mínimos de los últimos cuatro años tras caer una profunda tendencia bajistas desde los máximos absolutos previos a la pandemia. Actualmente, la acción cotiza a poco más de 21 euros. Un nivel de soporte no demasiado consistente a simple vista por lo que si el negocio de plasma no remonta el vuelo en breve podría llevar al valor hasta el siguiente soporte sobre los 20 euros por título.

Artículos relacionados