ING y Openbank mueven sus piezas en el ne­gocio cre­di­ti­cio, mucho más re­sis­tente

Los bancos 'online' meten más presión en hipotecas en el inicio del segundo trimestre

La ba­talla entre en­ti­dades sube de nivel con el Euribor ten­sán­dose de nuevo

ING
ING

¿Quién dijo tre­gua? Las en­ti­dades fi­nan­cieras 'online' no están dis­puestas a de­tener una ofen­siva his­tó­rica que se des­plaza a todos los fren­tes. Si ING ha ba­jado nue­va­mente el precio de su hi­po­teca mixta, Openbank se ha des­col­gado con un plan amigo de altos vuelos que prima a lo grande a los nuevos hi­po­te­cados y a quien los trae de la mano.

Son las primeras grandes novedades de un mes de abril y de un segundo trimestre que prometen más emociones fuertes.

El sector sigue con el freno de mano puesto en el siempre rentable pero muy arriesgado negocio del préstamo al consumo. Una actividad que le reporta rentabilidades en torno al 7% pero que exige a la banca sangre fría en un momento como el actual. La crisis económica ha disparado directamente al blanco de la solvencia y de la seguridad laboral de las familias, y los bancos no están por la labor de poner en mayor riesgo aún sus ratios de morosidad.

Y, por otro lado, las empresas ya no tienen las desorbitantes necesidades de liquidez de hace justo un año, cuando el Covid-19 las cogió totalmente por la espalda. En los dos primeros meses del año han pedido casi 10.000 millones menos que en el mismo período del año pasado. Con estas cartas sobre la mesa sólo resiste el envite el préstamo hipotecario, que contra viento y marea se hace fuerte gracias al brutal esfuerzo de la banca.

Los últimos movimientos no hacen sino demostrar que las entidades no tienen la menor intención de levantar el pie del acelerador. ING ha bajado desde el 1,45% hasta el 1,25% el el precio del tramo fijo de su hipoteca mixta, que se ha convertido en uno de sus mejores argumentos para crecer en este negocio. La entidad ya realizó un movimiento similar en diciembre de 2020, pero ha tenido que poner una marcha más para competir con las mejores ofertas.

Openbank, el más agresivo

Una de ellas es precisamente la de Openbank, que no se ha tomado ningún respiro para configurar una de las ofertas de hipotecas más completa y barata del mercado. Con el producto perfectamente calibrado para competir al máximo, el banco 'online' de Santander ha decidido bonificar con 300 euros a quienes contraten una hipoteca y con 100 al amigo cliente que los llevan de la mano. La oferta estará en pie hasta finales de este segundo trimestre.

La entidad da la oportunidad a sus clientes de apadrinar hasta a 10 personas, por lo que podrían conseguir hasta 1.000 euros. Una oferta en efectivo que recuerda a las que entidades como Deutsche Bank, Liberbank o Abanca tienen en el mercado por importes entre los 150 y los 300 euros, pero en este caso para captar nóminas. Una modalidad que ahora se extiende a un mercado hipotecario muy caliente en el que no hay lugar a las concesiones.

Con estos dos movimientos, la banca 'online' amplía la presión sobre las entidades tradicionales que, según los expertos, van a tener que reaccionar. "La competencia está alcanzando cotas que para algunas entidades sin demasiado músculo son imposibles de conseguir", señalan fuentes financieras, que recuerdan que los costes que soportan los bancos tradicionales son muy superiores a los de las entidades nativas de Internet.

Los expertos creen que habrá nuevas bajadas de precios y de comisiones en las próximas semanas. Aunque reconocen que apenas hay espacio ya para nuevos recortes significativos, fuentes de varias entidades reconocen que están estudiando modificaciones para reducir la brecha que se ha abierto entre sus hipotecas y las mejores del mercado. Por lo tanto, la batalla continúa y los precios medios seguirán cayendo hasta nuevos mínimos históricos.

Artículos relacionados