Se sitúa a la ca­beza entre los grandes bancos con la mayor pro­por­ción tec­no­ló­gica en la nube

Santander migra el 60% de su infraestructura tecnológica a la nube y la completará en 2023

El ob­je­tivo es con­ver­tirse en una en­tidad to­tal­mente di­gi­ta­li­zada con me­jores ser­vi­cios di­gi­tales

Dirk Marzluf, Banco Santander.
Dirk Marzluf, Banco Santander.

Banco Santander ha dado un de­ci­sivo im­pulso a su trans­for­ma­ción con la mi­gra­ción de más del 60% de su in­fra­es­truc­tura tec­no­ló­gica de todo el mundo a la nube (cloud). Su ob­je­tivo es com­pletar el pro­ceso para 2023, lo que le con­ver­tirá en una en­tidad to­tal­mente di­gi­ta­li­zada que ofrece los me­jores ser­vi­cios di­gi­tales con el apoyo de una só­lida red de ex­pertos en las su­cur­sa­les.

La entidad ha asegurado que se trata de un hito importante porque le sitúa a la cabeza entre los grandes bancos europeos con la mayor proporción de infraestructura tecnológica en la nube.

"Este salto mejora los procesos, permite innovar con rapidez y está mejorando significativamente la calidad del servicio", añade el banco en un comunicado remitido este martes.

La plataforma en la nube de Santander mejora la experiencia del cliente gracias al uso de la tecnología, que permite ofrecer servicios y aplicaciones innovadores con foco en el cliente y mejores tiempos de respuesta.

Por ejemplo, los cajeros automáticos dan actualmente una respuesta casi inmediata, cuando antes podían tardar hasta diez o veinte segundos en algunos casos. Además, la entidad ahora es capaz de ofrecer nuevas funcionalidades a sus clientes en cuestión de horas, cuando antes se tardaba días.

Santander también usa la nube para los servicios de pagos disruptivos, PagoNxt, una nueva compañía autónoma y nativa en la nube que acaba de crear el banco.

200 NUEVOS SERVIDORES EN LA NUBE AL DÍA

El responsable global de Tecnología y Operaciones de Banco Santander, Dirk Marzluf, ha asegurado que se ha realizado una de las migraciones "más rápidas del mundo" para una compañía global, con 200 nuevos servidores en la nube cada día laborable durante los últimos dos años.

Este proceso también reduce el consumo de energía de la infraest

Artículos relacionados