LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa supera los 9.000 y ¿ahora qué?

La po­si­tiva evo­lu­ción de los re­sul­tados de las prin­ci­pales co­ti­zadas es­pañolas apunta a que lo peor de la crisis ha que­dado ya atrás. Este op­ti­mismo ha ani­mado a los in­ver­sores a se­guir to­mando po­si­ciones sin com­ple­jos. También ha con­tri­buido en buena me­dida el re­sul­tado de las elec­ciones en Madrid, que vienen a traer tran­qui­lidad y con ello nuevas in­ver­sio­nes.

En este contexto, el índice Ibex 35 se apuntó un alza del 2,8% en el global de la semana pasada para auparse de nuevo sobre la referencia de los 9.000 puntos, nivel previo a la pandemia.

Las previsiones de gran parte de los analistas para el conjunto del año -en torno a un 10% de subida- se han alcanzado, de este modo, mucho antes incluso de acabar el primer semestre; por lo que ahora toca recomponer y rehacer las expectativas para el resto del ejercicio.

Tal y como refleja la actual tendencia alcista, todo apunta a que el mercado mantendrá los avances hacia objetivos mucho más ambiciosos si no se produce ningún acontecimiento extraño. El siguiente techo a romper estaría en torno a los 9.500 puntos, aunque de por medio tiene importantes zonas de congestión que pueden frenar la velocidad de subida.

Para que se cumpla este escenario es necesario que los antiguos blue chips recuperen la solidez de antaño. Santander por ejemplo ya ha dado el salto sobre los 3 euros por acción y ahora solo falta que Telefónica y BBVA superen y consoliden sus respectivas barreras en los 4 y los 5 euros por acción, respectivamente, para confirmar la mayor confianza del mercado. Un factor que está en puertas de cumplirse en breve.

Todo ello en un ambiente cada vez más favorable con los indicadores de actividad y confianza recuperándose a buen ritmo en Estados Unidos y Europa. No obstante, en este proceso hay un riesgo significativo como es la inflación. Los precios siguen subiendo sin excesivo margen para su control por parte de los bancos centrales, obligados a seguir apostando por políticas monetarias laxas para incentivar la economía. Algo que conviene tener muy en cuenta para los próximos meses.

Calendario semanal de Bolsa

De este modo, cobran especial relevancia los indicadores de precios que se publicarán esta semana en las grandes economías mundiales. Los inversores deberán estar también atentos a importantes datos de producción, confianza y ventas que se conocerán a una y otra orilla del Atlántico.

La sesión de hoy lunes, de momento, se presenta sin indicadores relevantes que puedan afectar a los mercados.

El martes, por su parte, estará marcado por el IPC de China y el índice de confianza empresarial del instituto económico alemán ZEW, así como el Jolts en Estados Unidos.

La agencia financiera internacional del miércoles vendrá bastante más cargada de citas importantes. Este día se dará a conocer el IPC de Alemania, el PIB y la producción industrial del Reino Unido y la producción industrial de la Zona Euro; mientras en Estados Unidos se esperan los presupuestos del Tesoro y el IPC.

Para la sesión del jueves se esperan los precios de producción y las habituales peticiones semanales de desempleo en Estados Unidos.

La semana bursátil se cerrará el viernes con el IPC de España, así como con los importantes indicadores de ventas al por menor, producción industrial, capacidad de utilización, inventarios de negocios y el índice de confianza de la Universidad de Michigan que llegarán desde Estados Unidos.

Entre los resultados de las empresas del mercado continuo, esta semana destacan los que presentarán ACS, Telefónica y FCC el próximo jueves, día 13 de abril.

Artículos relacionados