LA SEMANA BURSÁTIL

La inflación, amenaza fantasma para la Bolsa

El miedo por el re­punte de la in­fla­ción, sobre todo en Estados Unidos, ha ge­ne­rado no pocas in­cer­ti­dum­bres a lo largo de las úl­timas se­siones y una gran vo­la­ti­li­dad. Los mer­cados fi­nan­cie­ros, sin em­bargo, si­guen con­ven­cidos de que los grandes bancos cen­trales están lejos aún de re­tirar sus es­tí­mu­los.

En este escenario el Ibex 35 ha realizado toda una demostración de fortaleza con una subida acumulada del 0,95% la semana pasada para quedar en los 9.145 puntos.

Wall Street, sin embargo, ha dado mayores muestras de preocupación con un ajuste semanal superior al 1%. Y eso que se ha visto minimizado por la rápida intervención de los miembros de la Fed que han saltado a la palestra para calmar al mercado tras la fuerte subida de los precios, por encima ya del 4% en tasa interanual.

Aseguran que la subida es meramente coyuntural y será necesario más tiempo para calibrarla y poner el contrapeso de los datos de empleo y de otros indicadores económicos antes de pensar en la posibilidad de retirar o replegar las políticas expansivas.

Hay que tener en cuenta también que los mercados norteamericanos se han resentido más que los europeos por la escalada de violencia en la Franja de Gaza. Circunstancia que ha provocado una racha de caídas consecutivas en los índices americanos que hacía tiempo no se veía, aunque con un rebote a final de semana bastante esperanzador.

En este difícil contexto, las bolsas españolas han mostrado una mayor solidez gracias en buena medida a los buenos resultados del primer trimestre. Entre ellos ha destacado Telefónica, que ha más que duplicado sus ganancias; aunque los grandes beneficiados del repunte de la inflación y las expectativas de subida de tipos están siendo los bancos, principal sostén del selectivo a día de hoy.

La creciente violencia internacional y los ajustes en Wall Street han despertado, sin embargo, ciertos recelos en un sector del mercado. Cada vez son más las voces que alertan de un posible “crash” en los próximos meses y eso se deja notar en un volumen creciente de las posiciones de liquidez entre los grandes gurús financieros.

Sin embargo, el común de los operadores que están más en el día a día parecen seguir apostando de momento por la continuidad del movimiento alcista, al menos en las bolsas españolas, con el punto de mira puesto en las inmediaciones de los 9.500 puntos como paso previo hacia los niveles previos a la pandemia.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de construcción en Estados Unidos y los índices de actividad PMI marcarán en buena medida, junto al vencimiento de derivados, el futuro a corto plazo de los mercados financieros internacionales. Los inversores deberán estar también atentos a las actas de la última reunión de la Reserva Federal celebrada a finales de abril, máxime tras el intenso repunte de la inflación.

A la espera, hoy lunes se publicarán los indicadores de ventas al por menor y producción industrial en China, la balanza comercial en España y el índice manufacturero de la Fed de Nueva York y la confianza constructora NAHB en Estados Unidos.

El martes, la atención de los inversores se centrará sobre todo en el PIB de Japón, la balanza comercial y el PIB de la Zona Euro, la tasa de paro en el Reino Unido, y en especial en los permisos de construcción y construcción de nuevas viviendas de Estados Unidos.

En la agencia financiera internacional del miércoles destacas varias citas importantes como la producción industrial de Japón, el IPC en Reino Unido y la Zona Euro. Al otro lado del Atlántico se publicarán las actas de la Reserva Federal, que se enfrenta al repunte de la inflación con las manos atadas por la necesidad de mantener su política monetaria laxa con el fin de sostener la recuperación económica.

Para la sesión del jueves se esperan la balanza comercial de Japón, los precios de producción de Alemania, la Fed de Filadelfia y el índice de indicadores, además de las habituales peticiones semanales de desempleo, de Estados Unidos

El último día de la semana bursátil, tercer vienes de mes, estará condicionado por el vencimiento de derivados. Los operadores deberán estar también atentos al IPC de Japón, la confianza consumidora y las ventas minoristas del Reino Unido y la confianza consumidora de la Zona Euro. Con todo, el foco estará puesto en los indicadores de actividad PMI que se publicarán en la eurozona y Estados Unidos.

Artículos relacionados