BOLSA

Grenergy, algo más que energía verde

La sos­te­ni­bi­lidad es un valor al alza en los mer­cados fi­nan­cie­ros. Algo que en Grenergy tienen bas­tante claro. Por eso nos solo se con­forman con operar en un sector de alto im­pacto en el en­torno como el de re­no­va­bles, sino que además des­tinan una parte de sus in­gresos a pro­yectos con fuerte in­fluencia so­cial, eco­nó­mica y me­dioam­bien­tal.

Según refleja su memoria de sostenibilidad de 2020 presentada al mercado, la empresa productora de energía a partir de fuentes renovables, invirtió más de 869.000 euros en medidas de impacto social y medioambiental en las comunidades donde opera.

En un año especialmente marcado por la pandemia del coronavirus, utilizó además su infraestructura logística internacional para importar y distribuir equipos de protección frente a la covid en España y en los países de Latinoamérica donde tiene actividad como Chile, Argentina y Colombia; una donación de material sanitario que superó los 250.000 euros.

El material se destinó a proteger por un lado a los colectivos más expuestos de primera línea como personal sanitario, bomberos y Cruz Roja de diversos países y, por otro, a las comunidades locales más vulnerables del entorno de sus proyectos, todo ello en un momento de creciente demanda y escasez de estos equipos.

Todo ello como parte de su objetivo de la compañía de impulsar el desarrollo de las comunidades locales. En este sentido, Grenergy no ha cejado en su empeño de buscar oportunidades para crear impacto social en las zonas cercanas a sus proyectos, según sus respectivas necesidades.

Por ejemplo, en Perú destinará el 1% de sus ingresos anuales para el desarrollo de la comunidad local mientras que, en Argentina ha lanzado una beca de universitaria para apoyar a jóvenes locales de la comunidad a cursar carreras en energías renovables.

Por otro lado, las necesidades básicas detectadas en la población cercana a su planta solar de Chile han llevado a Grenergy a adquirir un compromiso de electrificación con la comunidad local de Quillagua, el núcleo habitado más seco del mundo, donde la compañía ha construido uno de sus mayores parques solares hasta la fecha.

Dentro de este proyecto ha adquirido el compromiso de instalar una planta fotovoltaica de 350 KW para abastecer de electricidad a la población, que en la actualidad dispone de acceso limitado a partir de un generador diésel, además de otras iniciativas destinadas a apoyar el turismo local y proteger el patrimonio cultural

Todo ello sin olvidarse de las personas y el talento tal y como refleja la certificación obtenida de Great Place to Work en 2020. Un reconocimiento que tiene como base la confianza y el nivel de satisfacción de sus empleados con la creación de más de 1.300 puestos de trabajo en 2020 para la construcción de sus proyectos de energía renovable.

La parte social de ESG ha sido siempre un objetivo principal en los planes de Grenergy, pero la pandemia, afirma María Rodríguez Gismero, directora de Sostenibilidad, “nos ha hecho priorizarlo aún más para crear verdadero impacto social entre la comunidad local de nuestros proyectos".

Artículos relacionados