RESULTADOS 1-T

La deuda neta au­menta 600 mi­llo­nes, hasta 7.500 mi­llo­nes, por el di­vi­dendo a cuenta

Endesa recorta un 41,8% su beneficio pero mantiene las previsiones para final de año

La ener­gé­tica se ha visto afec­tada por el alto precio de la elec­tri­cidad y la tasa nu­clear ca­ta­lana

José Bogas, Endesa.
José Bogas, Endesa.

Endesa ha lo­grado en el primer tri­mestre de 2021 un be­ne­ficio neto de 491 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un des­censo de un 41,8% res­pecto a igual pe­riodo de 2020, cuando la com­pañía in­cluyó im­pactos ex­tra­or­di­na­rios de­ri­vados de la firma del con­venio co­lec­tivo y de otras do­ta­ciones para re­es­truc­tu­ra­ción de per­so­nal. Si se ex­cluyen esas par­ti­das, la caída es del 13%.

La eléctrica ha señalado que en el primer trimestre se ha producido un endurecimiento de la coyuntura del negocio energético en España derivada de dos factores. Por un lado, la persistencia del impacto del Covid-19 y, segundo, el escenario alcista de los precios del pool y de las commodities, debido a la borrasca Filomena.

En cuanto al resultado bruto de explotación (Ebitda), asciende a 1.019 millones de euros, lo que supone un retroceso del 31%. “Hemos afrontado un complejo y turbulento contexto de mercado en el inicio del año. Confiamos en ir normalizando la situación en los siguientes trimestres”, ha señalado el consejero delegado, José Bogas.

Así, la energética ha ratificado los objetivos para 2021 anunciada en noviembre pasado, con un resultado bruto de explotación de 4.000 millones y un beneficio ordinario neto de 1.700 millones de euros al final del presente ejercicio.

Muchos aspectos en contra

Según la compañía, Endesa ha encarado una mayor competencia en comercialización de electricidad, debido al contexto de mercado singular por las malas condiciones metereológicas sufridas a comienzos de año y un nivel de precios alto, así como la tasa nuclear catalana que lleva en vigor desde julio de 2020. Otra circunstancia negativa ha sido el fuerte aumento que han registrado en este periodo los precios del gas.

La evolución financiera del mercado liberalizado se ha visto impactada positivamente por la regularización de varios conceptos heredados de ejercicios anteriores, con un saldo neto de 150 millones de euros. Concretamente, en el año 2021 se ha registrado una regularización por importe de 188 millones procedente de la reducción sufrida en 2006, cuando entró en vigor el sistema de asignaciones de CO2.

La deuda neta de la eléctrica alcanza los 7.500 millones de euros, lo que supone un aumento de 600 millones, derivada principalmente del pago del dividendo a cuenta de los resultados de 2020 realizado en enero. La ratio de apalancamiento (deuda neta respecto a Ebitda) se sitúa en 1,9 veces en términos comparables, desde 1,8 veces a cierre del año pasado. El coste de la deuda se mantiene con un interés medio del 1,7%.

Reparto de dividendo

La pasada junta de accionistas aprobó repartir un dividendo de 2,0136 euros por acción. En enero de este año, la compañía abonó un dividendo a cuenta de 0,70 euros y el dividendo complementario será satisfecho el próximo 1 de julio. Con ello, la rentabilidad por dividendo de Endesa se situará en torno a un 9%, calculado sobre la cotización a 31 de diciembre de 2020.

La energética realizará a partir de este ejercicio una reducción progresiva del dividendo, desde el 80% para este año hasta el 70% previsto para los ejercicios, 2022 y 2023, con el objetivo de adecuarlo a las inversiones comprometidas para los próximos años. Endesa adapta así su política de dividendo a un perfil de crecimiento mucho mayor, derivado del nuevo plan estratégico.

De esta forma, confirma el giro en la política de dividendos que anunció hace dos años respecto al que mantenía hasta entonces en todos los ejercicios de ofrecer un pay out del 100%. En 2021, el dividendo se situará en 1,30 euros; en 2022, bajará a 1,2 euros y en 2023, aumentará a 1,3 euros.

La eléctrica prevé invertir 25.000 millones de euros hasta 2030. De ellos, 10.000 millones de euros se destinarán a energías renovables y otros 10.000 millones a digitalización de las redes.

Artículos relacionados