BOLSA

Amper mejora pero sin convencer al mercado

Con unas pér­didas de algo más de un mi­llón de eu­ros, Amper ha rea­li­zado un ba­lance po­si­tivo de los tres pri­meros meses del año. Ha es­tado con­di­cio­nado por el au­mento del gasto fi­nan­ciero por los in­tereses de las pó­lizas ICO-Covid 19. Estas pó­li­zas, sin em­bargo, han per­mi­tido al grupo tec­no­ló­gico me­jorar su ca­pital cir­cu­lante, op­ti­mi­zando su es­truc­tura fi­nan­ciera a más largo plazo con el fin de ga­ran­tizar el desa­rrollo de su plan es­tra­té­gico.

En el primer trimestre, de hecho, ha conseguido aumentar sus cifras de contratación de forma significativa, alcanzando una cartera récord, y de ventas que se ha materializado en uno de los mejores trimestres en ingreso bruto de los últimos años.

Entre enero y marzo, la compañía obtuvo unos ingresos de 64,5 millones de euros, un 42% superior al mismo período de 2020. Aunque aquel estuvo marcado por la pandemia, la reclasificación en comparables de la cuenta de resultados muestra una sustancial mejora de márgenes y una generación de caja derivada directamente de los negocios operativos que no concurría en los primeros trimestres de los últimos ejercicios.

La cartera de proyectos por ejecutar al cierre de marzo se eleva a 356 millones de euros con un crecimiento interanual del 146% y un avance del 5% respecto a principios de año.

De este modo, el grupo ha superado sus expectativas para el primer trimestre, mejorando a estas alturas del año su presupuesto en un 20%. Algo que no está nada mal teniendo en cuenta que en este período aún se han dejado sentir ciertos efectos perniciosos de la covid en la actividad diaria y en el que las medidas de reorganización del grupo (en términos de ahorro de costes, seis 6 millones anuales, y sinergias comerciales) todavía no han recogido todo su efecto.

Uno de sus principales objetivos al cierre de 2021 es alcanzar un Ebitda de 24 millones de euros. Su Plan Estratégico puesto recientemente en marcha prevé lograr una facturación de 700 millones y un Ebitda de 100 millones a finales de 2024. Para ello tiene previsto seguir realizando nuevas adquisiciones e integrar las ya realizadas como Núcleo o Iberwave.

Aunque las previsiones son excelentes, el mercado prefiere tomárselo con calma y esperar y ver a que se vayan confirmando. A estas alturas, las acciones de Amper apenas registran diferencias respecto a la cotización de principios de año que se mantiene anclada en torno a los 0,19 euros y sin indicios claros de que vaya a despegar de forma significativa en el corto plazo.

Artículos relacionados