CONCESIONES

Sacyr, nuevo contrato en Italia

El con­sorcio SIS, con­for­mado por Fininc y por Sacyr, se ha ad­ju­di­cado la ex­plo­ta­ción de las au­to­pistas ita­lianas A21 Turín-Alessandria-Piacenza y A5 Turín-Ivrea-Quincinetto, así como la au­to­pista de en­lace A4/A5 Ivrea-Santhià y el Sistema de Autopistas de Circunvalación de Turín (Satt) y el tramo Turín - Pinerolo.

Estas autopistas, ya en operación, suman un total de 320 kilómetros.

Este contrato, adjudicado por el Ministerio de Infraestructuras y Transportes italiano, prevé unos ingresos por tráfico superiores a los 2.900 millones de euros durante los 12 años de la concesión.

El proyecto incluye el diseño y ejecución de las obras con las que se mejorarán estas autopistas, con una inversión en mejoras prevista de 800 millones de euros.

Estas infraestructuras son estratégicas para las comunicaciones del norte del país, ya que sirven para conectar Turín con otras grandes ciudades, en una de las zonas más industrializadas de Italia.

Las autopistas tienen una intensidad media diaria cercana a los 33.000 vehículos.

Crecimiento en Italia

Italia es un mercado prioritario para Sacyr dentro de su Plan Estratégico 2021-2025, y con este proyecto avanza en la consecución de sus objetivos de crecimiento en el país.

Este proyecto concesional del consorcio SIS en Italia se añade a la autopista Pedemontana-Veneta y a la A-3 Nápoles-Pompeya-Salerno. La Pedemontana-Veneta tiene una longitud de 94 kilómetros y 68 km de vías accesorias. Con una inversión en construcción cercana a los 2.600 millones de euros, se encuentra situada en el noreste del país y ya tiene 60 kilómetros en explotación. La A-3, ya adjudicada en firme, se encuentra en fase de firma de contrato.

El pasado mes de enero, Sacyr, también a través de SIS, se adjudicó la construcción de la SS 340 “Regina” variante Tremezzina, una carretera de 9,5 km en la provincia del Como, al norte de Italia. Esta vía, que incluye tres túneles, tiene un presupuesto de 388 millones de euros y un plazo de ejecución de cinco años.

Además, la participada italiana de Sacyr está realizando la remodelación del hospital Policlínico, Mangiagalli y Regina Elena de Milán, que cuenta con un presupuesto de 155 millones de euros.

Sacyr ha demostrado en sus 35 años de actividad una contrastada experiencia, capacidad técnica y financiera, con una inversión global comprometida de 27.000 millones de euros.

Artículos relacionados