OPINIÓN

Elecciones en Sajonia, Plaza de Colón y monarquías constitucionales

Susana Díaz
Susana Díaz

Grandes eventos a nivel mun­dial: G7 y reunión de los países de la OTAN, mien­tras Putin sigue a lo suyo y China am­plía su área de in­fluen­cia. Oriente Próximo y la caída de Netanyahu. Pequeños even­tos, por otro lado, a nivel na­cio­nal. En Alemania, el do­mingo 6 de junio elec­ciones en Sajonia- Anhalt. Temor en la cris­tiano de­mó­crata CDU por un po­sible ade­lanto de Alternativa para Alemania (AfD), a su de­re­cha.

Alerta además de nuevas medidas draconianas para afrontar los retos del cambio climático, como la prohibición a la circulación de automóviles y toques de queda nocturnos. Alarmas lanzadas por AfD como una posible puerta de entrada a la tiranía.

Son los mensajes lanzados por el representante de AfD, Mutschmann, que no es un cualquiera sino el jefe médico de un hospital privado en una bella ciudad del noreste de Alemania. El candidato de la CDU temía que las restricciones y los retrasos a la vacunación mejorasen los resultados de AfD sobre las elecciones del 13 de marzo de 2016, en las que la CDU consiguió seguir siendo el primer partido, con el 29,8% de los votos, mientras la AfD se aproximada con el 24,3%. El 6 de junio, la CDU ha conseguido el 37,1% y AfD el 20,8%. Resultado: coalición de conservadores, socialistas del SPD y los verdes, ninguna aproximación entre conservadores y la extrema derecha.

España, a su aire

El 13 de Junio tuvieron lugar en España unos acontecimientos de alto significado político. Concentración de conservadores y ultranacionalistas, con el acompañamiento de un indefinido partido llamado Ciudadanos, en la plaza de Colón de Madrid. En Andalucía enfrentamiento entre socialistas con el triunfo sin reservas del candidato del sanchismo, que lidera el Gobierno actual.

Tranquilidad política en la lejana Sajonia y algarabía en España. Y el gran interrogante de si algarabía política y crecimiento económico son incompatibles.

Una reciente publicación histórica, “London and the 17th Century. The making of the World Greatest City”, muestra como las desavenencias y la impopularidad que acaeció en los últimos años del mandato de la muy británica reina Isabel no fue obstáculo para el florecimiento de Londres e Inglaterra.

Especulación financiera, nuevas modas revolucionarias y un vibrante mercado inmobiliario que junto a la extensión del comercio ultramarino cohabitaron con una guerra civil y una plaga devastadora. Triunfó la modernidad y el desarrollo económico.

Aquella Inglaterra que decapitó al monarca Carlos I por sus enfrentamientos con el Parlamento, se convertiría en la primera potencia mundial a la vez que restauraba la monarquía pero siempre a las ordenes de un Parlamento elegido por los ciudadanos.

El 6 de junio fue un buen día para la Alemania democrática, sin que el 13 haya sido un mal día para la democracia española y sus posibilidades económicas al alcance de la mano. En efecto, la consultora McKinsey Global Institute pronostica un crecimiento de la productividad de la economía española que tendría por corolario un incremento de la renta por habitante en 2024 de 1.500 euros.

Antes en 2022 celebraremos en España una cumbre de la OTAN ¿Qué habrá pasado entonces con el recibo de la luz?

Artículos relacionados