Monitor de Consumo Bancario

El trá­mite allana el ca­mino a la re­so­lu­ción de la cues­tión por parte de la Justicia Europea

Gastos hipotecarios: que resuelva Europa

El Supremo evita pro­nun­ciarse y abre el trá­mite de au­diencia a las partes im­pli­cadas

Hipotecas.
Hipotecas.

La com­pli­cada po­lé­mica en torno a que parte de los fir­mantes debe abonar los gastos vin­cu­lados a las hi­po­tecas pa­rece des­ti­nada a ser di­ri­mida por la Justicia co­mu­ni­taria des­pués del úl­timo amago del Tribunal Supremo, que ha ini­ciado las for­ma­li­dades pre­vias al plan­tea­miento de una cues­tión pre­ju­di­cial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Que re­suelva Europa.

El pasado miércoles, el Supremo se reunió para tomar una importante decisión respecto a uno de los grandes puntos de fricción en el ámbito de las hipotecas: el plazo de prescripción para reclamar los gastos hipotecarios cobrados indebidamente por las entidades.

El máximo órgano jurisdiccional de nuestro país había convocado el cónclave para decidir si aquellos que firmaron su hipoteca antes de la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria (16 de junio de 2019) aún podían exigir los gastos, tasas y costas que la entidad prestataria les había cobrado indebidamente.

No obstante, la sala de lo civil del Alto Tribunal evitó 'lanzarse a la piscina' y decidió, por unanimidad, abrir el trámite de audiencia a las partes implicadas, paso previo al planteamiento de una cuestión prejudicial -es decir, una consulta- al TJUE para que se pronuncie sobre el asunto.

Galimatías jurídico

Los gastos hipotecarios son aquellos que se generan una vez suscrito el contrato de préstamo y, aunque no derivan directamente de éste, son necesarios para su formalización. Se consideran dentro de este grupo los pagos de notaría, registro, tasación, gestoría y tributos.

El Supremo ha emitido tres fallos relacionados con este asunto: uno de 2015, en el que declaraba la nulidad de todas las cantidades cobradas por los bancos por este motivo; otro de 2019 en el que establecía los gastos que era legítimo reclamarle al hipotecado; y por último otro de este mismo año en el que sentenciaba que los costes de la tasación correspondían a la entidad prestamista.

Por otro lado, el propio TJUE emitió hace dos meses un dictamen en el que señalaba que, si el plazo de prescripción nace en el momento en que el hipotecado realiza un pago, ese plazo puede vencer antes incluso de que finalice la vida del contrato, lo que privaría a los usuarios de toda posibilidad de reclamar la devolución de cantidades que les han sido cobradas por cláusulas que luego se demuestren abusivas.

En consecuencia, el fallo del TJUE consideraba que el consumidor no debe verse obligado a demostrar la mala fe en la conducta de la entidad, puesto que ello le dejaría en situación de indefensión.

Artículos relacionados