BOLSA

Las biotecnológicas, inversión referente

No hay mal que por bien no venga. La pan­demia ha ser­vido para poner en valor a una in­dus­tria bio­tec­no­ló­gica como sector esen­cial y es­tra­té­gico. Según el in­forme AseBio 2020, en las dos úl­timas dé­cadas se ha con­so­li­dado como una in­dus­tria de re­fe­rencia en España con 790 em­presas bio­tec­no­ló­gicas y un im­pacto en la eco­nomía su­pe­rior a los 10.100 mi­llo­nes.

Las inversiones en ciencia e innovación en biotecnología han generado importantes flujos de ingresos hasta alcanzar una contribución de forma directa a las arcas del Estados por aportaciones fiscales de más de 4.200 millones de euros anuales, cerca del 0,4% del PIB.

Las biotecnológicas se han ganado así un puesto de relevancia como sector estratégico gracias a su actividad intensiva en I+D y su capacidad de innovar y de proporcionar soluciones para grandes retos. La industria ha demostrado estar a un gran nivel para dar respuestas a la actual emergencia sanitaria provocada por la covid, pero también está marcando territorio en el proceso de transición verde o en la agenda 20/30.

Una importante alternativa para generar nuevas oportunidades al crecimiento económico y con una alta calidad de empleo y un alto impacto social frente al modelo económico que ha imperado en los últimos años. No en vano, la biotecnología está demostrando ser clave para proteger la vida de las personas sin olvidar la salud del planeta.

Según AseBio, siete de cada diez fármacos en desarrollo en el mundo en la actualidad son biotecnológicos. Pero también contribuye a la transición verde a través de la agroalimentación sostenible y la bioeconomía. Gracias a la agrobiotecnología, se ha conseguido reducir el Cociente de Impacto Medioambiental en un en un 18,4%, así como ahorrar millones de metros cúbicos de agua en cultivos de España.

Entre las principales cotizadas españolas del sector este año destaca Bioseach con una revalorización de más del 55% pero en puertas de salir del mercado tras la opa de Kerry. También están brillando con luz propia Rovi y Almirall. Ambos laboratorios se apuntan una subida en bolsa del 54% y del 36%, respectivamente, que viene a compensar los ajustes que vienen sufriendo otras sociedades del sector como Grifols o Faes.

En cualquier caso, el recorrido alcista de las primeras y el potencial de recuperación del resto sigue intacto, según los analistas, que en general no encuentran puntos débiles en el sector. Quizás la principal preocupación venga por parte de Oryzon, que todavía tiene mucho por demostrar. Pese a todo, insisten los expertos, también ofrece un potencial de futuro muy interesante con sus productos en desarrollo.

Artículos relacionados