ENERGÍA

Hidrógeno, el petróleo del futuro

La Unión Europea lleva más de dos dé­cadas apos­tando por el hi­dró­geno como fuente al­ter­na­tiva de energía lim­pia. La es­casa efi­ciencia de la tec­no­logía em­pleada hasta ahora, los riesgos y su alto coste han im­pe­dido al­canzar al hi­dró­geno ni­veles atrac­tivos res­pecto a otras com­bus­ti­bles como el gas na­tu­ral.

No obstante, los expertos observan un futuro a corto plazo mucho más esperanzador. Las previsiones apuntan a que la producción del hidrógeno verde producido a partir de fuentes renovables bajará en España si se cumplen los objetivos marcados por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec)

.

Los expertos creen que las economías de escala y la curva de aprendizaje de la tecnología ayudarán a abaratar su precio para convertirse en una alternativa seria a los combustibles convencionales en el sector industrial, el transporte y la gestión de la energía, dada su capacidad de almacenamiento.

En la actualidad, el coste de un kilogramo de hidrógeno de origen fósil en España se sitúa entre los 1,5 y los 2,5 euros, mientras que el generado con fuentes renovables se situaría en 4,5 euros.

Ahora bien, de cumplirse las estimaciones del Pniec -que entre otras metas fija que se incorporen unos 60 gigavatios de nueva capacidad de energías limpias en el país en la próxima década- el coste del gas bajaría hasta los 2 euros en 2030 y hasta un euro antes de 2050 en España, una nación en la que generar hidrógeno verde "sale de los más baratos de Europa por el potencial renovable".

En el sector de transporte, por ejemplo, el precio del hidrógeno limpio ya es competitivo como sustituto de la gasolina. De este modo, se podrían plantear nuevas actividades de negocio como, por ejemplo, el modelo de locomotora de Talgo o los grandes proyectos puestos en marcha por Repsol para la descarbonización.

Este proceso, sin embargo, será lento mientras no se incorporen las infraestructuras suficientes para ponerlo en marcha. En este sentido, mucho son los gurús que señalan al hidrógeno como el petróleo del futuro.

Artículos relacionados