BOLSA

Viscofan, proyecto sostenible

Tras su­perar la crisis de la pan­demia sin apenas ci­ca­trices y en zona de má­xi­mos, las ac­ciones de Viscofan han en­trado en una larga fase la­teral entre los 55 y los 60 euros por ac­ción. Movimiento des­ti­nado a di­gerir las fuertes subidas del año pa­sado a la es­pera de ir con­fir­mando el cre­ci­miento a un ritmo de dos dí­gitos tam­bién para este año.

Al cierre del primer trimestre, el grupo de envolturas plásticas para alimentos se ha apuntado un beneficio de más de 30 millones de euros, un 10,3% más, con un crecimiento del Ebitda del 10,8%, hasta los 57,6 millones de euros. Al mismo tiempo la compañía ha reducido en más de la mitad su deuda neta para dejarla en 18,5 millones de euros.

Respecto a este último punto, la compañía acaba de firmar dos nuevos préstamos bilaterales para transformar parte de su financiación tradicional en una financiación de carácter sostenible con el apoyo del BBVA y Rabobank.

De este modo, los compromisos establecidos para 2030 en el Plan de Actuación en Sostenibilidad y las iniciativas previstas en el ámbito de la descarbonización, la reducción de la huella hídrica y la economía circular contarán con un mayor apoyo financiero en función de la evolución de que los parámetros de sostenibilidad esperados para los próximos años cumplan los objetivos previstos.

Entre ellos se encuentra la reducción de emisiones de CO2 por kilómetro de envoltura producido, la reducción de metro cúbico de captación de agua por km de envoltura producido, y las toneladas de residuos enviadas a vertedero por km de envoltura producido.

Las inversiones para lograr estos objetivos contarán con el apoyo financiero del BBVA mediante un préstamo de 20 millones de euro a cuatro años y Rabobank a través de un crédito de 15 millones a tres años, con un tipo de interés ligado a la evolución de los indicadores señalados con un período de revisión anual.

Con esta medida, Viscofan quiere entrar en el radar de la inversión sostenible que le permita adecuar su actividad a los nuevos tiempos e impulsar su cotización en el medio y largo plazo. En el cortísimo plazo, los expertos técnicos ven difícil que pueda romper de momento la barrera de los 60 euros contra la que ha chocado en más de cinco ocasiones a lo largo del año.

Artículos relacionados