BOLSA

Siemens Gamesa pierde fuelle

La per­cep­ción del mer­cado sobre Siemens Gamesa ha cam­biado ra­di­cal­mente desde co­mienzos de año hasta ahora. Una vez al­can­zados má­ximos a prin­ci­pios de enero en torno a los 38,5 euros por ac­ción, su co­ti­za­ción ha en­trado en un pro­gre­sivo de­clive que ha cul­mi­nado esta se­mana con la pér­dida de los 23 euros tras anun­ciar un re­corte en sus ob­je­tivos de ren­ta­bi­lidad para este ejer­ci­cio.

El aumento del precio de las materias primas y de las estimaciones de costes para el lanzamiento de la plataforma 5.X en Brasil ha obligado al fabricante de aerogeneradores a elevar las provisiones en determinados proyectos que afectarán a su rentabilidad.

La compañía espera cerrar ahora el ejercicio con un margen de beneficio antes de intereses e impuestos, o Ebit, entre el 1% negativo y el 0%, frente al rango del 3% y el 5% previsto en abril. Las ventas esperadas para 2021 se situarán en la parte baja de la guía de entre 10.200 millones y 10.500 millones.

Un ajuste realizado tras el cierre preliminar correspondientes a su tercer trimestre fiscal entre abril y junio. En este período, las ventas de la compañía alcanzaron los 2.700 millones, con un Ebit de 150 millones de euros.

El grupo además lamenta que el impacto de los problemas en este trimestre se ha visto exacerbado por la pandemia, especialmente en países como Brasil donde la compañía se enfrenta a deficiencias en la cadena de suministro y cuellos de botella relacionados con la ejecución.

La reevaluación de la rentabilidad de la cartera de pedidos ha tenido como resultado provisiones por contratos onerosos por unos 229 millones de euros en el periodo. Impacto que se ha concentrado "fundamentalmente en los primeros proyectos con la plataforma 5.X de Siemens Gamesa en Brasil con entrega en los ejercicios 2022 y 2023".

Solo un pequeño alivio, la entrada de pedidos en el trimestre ascendió a 1.500 millones, con lo que su cartera de pedidos total se sitúa en 32.600 millones.

Pese al recorte de perspectivas, Siemens Gamesa asegura mantener todos sus esfuerzos por alcanzar una rentabilidad sostenible para lo cual tiene en curso medidas sobre los costes y de eficiencia que se intensificarán especialmente para la plataforma 5.X. Han reiterado además que el potencial a largo plazo de Siemens Gamesa se mantiene sin cambios "dado el papel de la energía eólica en la transición energética y el fuerte posicionamiento de la compañía en todos los segmentos de mercado".

Como consecuencia del duro castigo sufrido por este ajuste, las acciones de Siemens Gamesa han profundizado la tendencia bajista y han perdido importantes referencias técnicas. Todo ello en medio de un momento de mercado complicado, lo cual puede hundir aún más su cotización hasta las inmediaciones de lo 20 euros.

Sin llegar a esos niveles, los expertos creen que ya se pueden ir realizando compras progresivas para volver a tomar posiciones pensando en el largo plazo.

Artículos relacionados