BOLSA

Ventajas de invertir en el mercado alemán

El im­por­tante paso atrás de las bolsas es­pañolas ha vuelto a poner en evi­dencia su de­bi­lidad res­pecto al resto de grandes mer­cados in­ter­na­cio­na­les. Situación que está lle­vando a mu­chos pe­queños in­ver­sores a buscar otras opor­tu­ni­dades de in­ver­sión en va­lores fo­rá­neos para lo­grar mayor ren­ta­bi­li­dad. Uno de los in­di­ca­dores en Europa con mayor po­ten­cial sería el Dax.

El indicador alemán cotiza en zona de máximos absolutos con una revalorización anual del orden del 14%, casi el doble que la del Ibex 35, con una tendencia alcista casi sin tropie desde 2009 tras superar la crisis financiera de las subprime exportada al mundo por Estados Unidos.

La inversión en este mercado cuenta además con otras ventajas importantes, tal y como advierten los expertos de SelfBank. La principal de ellas es que el Impuesto sobre transacciones Financiera no afecta a los valores alemanes, lo que supone un ahorro de costes a la hora de invertir.

También conviene valorar su gran tamaño frente a las bolsas españolas. Eso permite encontrar muchas oportunidades de inversión en cualquiera de las fases del ciclo económico gracias a la elevada representación de todos los sectores.

En este indicador, y este sería otro factor clave a tener en cuenta, cotizan muchas grandes multinacionales, líderes en sus respectivos mercados, lo cual permite obtener exposición a compañías de calidad.

De hecho, las empresas alemanas tienen un elevado peso en la cartera de acciones europeas de Singular Bank, entre las que destacan Deutsche Telekom, del sector de telecomunicaciones, Volkswagen, en consumo discrecional, Allianz, en finanzas, Siemens en el sector industrial, así como SAP e Infineon como tecnológicas. Aunque la firma mantiene un amplio seguimiento de todas aquellas grandes compañías alemanas que puedan ser interesantes para incorporarlas a su portfolio.

Artículos relacionados