RESULTADOS

Botín reitera su com­pro­miso de re­partir un di­vi­dendo del 50% del be­ne­ficio or­di­nario

Santander gana 3.675 millones hasta junio por el tirón de EEUU, Brasil y Reino Unido

Álvarez (CEO) de­tecta in­cer­ti­dum­bres en el ne­gocio de em­presas en España y Portugal

Ana Botín y Álvarez, Santander.
Álvarez Ana Botín, Santander.

El Santander da por su­pe­radas las pér­didas del pa­sado ejer­cicio en el con­junto del grupo por los ajustes del fondo de co­mercio con un be­ne­ficio atri­buido de 3.675 mi­llones de euros en el primer se­mes­tre, con un re­sul­tado ré­cord (1.291 mi­llo­nes) en Estados Unidos, que su­pera al de Brasil. La me­jora en el Reino Unido es sig­ni­fi­ca­tiva y España sale de nú­meros ro­jos. Su pre­si­denta man­tiene el com­pro­miso de re­partir un di­vi­dendo del 50% del be­ne­ficio or­di­nario (4.205 mi­llones en el primer se­mes­tre).

La decidida apuesta del Santander por sus negocios en Estados Unidos ha tenido su reflejo en los resultados del primer semestre del año con un beneficio de 3.675 millones de euros que contrasta con las pérdidas de 10.798 millones en el mismo periodo del año anterior, consecuencia de la actualización del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos (DTAs).

El grupo presidido por Ana Botín también tuvo un cargo de 530 millones de euros en el primer trimestre de 2021 por reestructuraciones. Aislado este impacto, el beneficio ordinario del primer semestre asciende hasta los 4.205 millones de euros, un 153% más en la comparativa interanual y el mayor desde el primer semestre de 2010.

La presidenta del Santander maneja dicho beneficio ordinario para el reparto de hasta un 50% de dividendos, como se ha comprometido en numerosas ocasiones mientras el Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido su recomendación al conjunto de la banca de no hubiera reparto de dividendos para canalizar financiación al tejido empresarial y social durante la pandemia.

En Estados Unidos, el grupo ha alcanzado un beneficio récord de 1.291 millones de euros en el semestre, lo que refleja, según el banco, "el éxito de la estrategia" de la entidad en el país, donde el Santander ha anunciado dos operaciones recientes: un acuerdo para adquirir el bróker independiente en renta fija Amherst Pierpont y una propuesta para adquirir los minoritarios (20%) de Santander Consumer USA.

De esta manera, Estados Unidos se convierte en el primer país con mayor beneficio y desbanca la posición que mantenía desde hace años Brasil (1.180 millones de euros, un 19% más). El Reino Unido también se sitúa en cabeza con un beneficio de 693 millones de euros, gracias a la mejora de márgenes, un mayor volumen de negocio y menos dotaciones.

El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha afirmado que la intención es crecer de manera orgánica en Estados, aunque se ha mostrado abierto a estudiar nuevas oportunidades. En contraposición, ha reiterado que no están interesados en compras o fusiones en España.

Cambios directivos

Precisamente, el Santander ha anunciado que Sergio Rial, actual consejero delegado de su filial en Brasil y responsable regional en Sudamérica, será el próximo presidente de Santander Brasil y dejará sus funciones ejecutivas a partir de enero de 2022.

Mario Roberto Opice será el sustituto de Rial como consejero delegado y Carlos Rey de Vicente asume la dirección regional de Sudamérica. Por su parte, Álvaro de Souza dejará la presidencia de Santander Brasil, pero seguirá como consejero no ejecutivo de Banco Santander.

Ratios

El balance del grupo se ha mantenido sólido, según el banco, con una ratio de mora que mejora cuatro puntos básicos hasta el 3,22%, mientras que la ratio de cobertura asciende hasta el 73%. El coste del crédito mejora 38 puntos básicos hasta el 0,94%, una cifra mejor de la esperada gracias a las menores dotaciones.

La ratio de capital CET1 aumenta 27 puntos básicos en la comparativa interanual, hasta 12,11% y la eficiencia ha mejorado 159 puntos básicos (45,7%). La rentabilidad (RoTE) se sitúa en el 11,8%, por encima del coste de capital. El RoTE ordinario se eleva hasta el 12,6%, más en línea con el objetivo del grupo.

Con estas cifras, el consejero delegado del Santander se ha mostrado confiado en que superarán las pruebas de resistencia del Banco Central Europeo (BCE), que se conocerán a finales de mes. "No creo que tengamos problemas con el BCE. Nuestra política de dividendos es prudente".

José Antonio Álvarez, eso sí, se ha mostrado cauto por las incertidumbres que aún rodean algunos créditos concedidos a empresas, especialmente en España y Portugal por la especialización de las compañías en el sector turístico que aún puede verse perjudicado durante la actual temporada de verano.

Artículos relacionados