RESULTADOS

Crea dos nuevas di­rec­cio­nes, Sostenibilidad y Eficiencia, en de­pen­dencia del CEO

El Sabadell considera prudente su dividendo del 30% y que el BCE de su visto bueno

El grupo gana 220 mi­llones hasta ju­nio, un 51,5% más, gra­cias a TSB

González-Bueno, Sabadell.
González-Bueno, Sabadell.

El con­se­jero de­le­gado del Sabadell, César González-Bueno, ca­li­fica de pru­dente la in­ten­ción de re­partir un di­vi­dendo del 30% y confía que el su­per­visor dará su visto bueno con in­de­pen­dencia del re­sul­tado de su grupo en las pruebas de re­sis­ten­cia. Respecto a la crea­ción de dos nuevas di­rec­ciones afirma que un or­ga­ni­grama nunca se puede dar por ce­rrado del todo y des­carta más cam­bios. Más ta­jante se muestra al negar la venta de TSB o en­trar en algún pro­ceso de fu­sión.

Banco Sabadell vuelve a hablar de dividendos, con su intención de establecer un pay out del 30% en efectivo sobre los resultados anuales del actual ejercicio. En el primer semestre, el resultado del grupo ha sido de 220 millones, un 51,5% más, gracias a la contribución positiva de TSB, ya que sin la filial británica el beneficio cae un 16,3% hasta los 181 millones de euros.

Aunque el nuevo plan estratégico se presentó recientemente, los nuevos directivos del Sabadell destacan que ya comienza a dar sus frutos en los resultados del grupo presidido por José Oliu que podrá volver a reconciliarse con sus accionistas al proponer un dividendo del 30% en efectivo con cargo a los resultados de 2021.

El banco ya ha obtenido un beneficio de 220 millones de euros en el primer semestre, un 51,5% más que en el mismo periodo del complejo ejercicio anterior gracias a la mayor aportación de su filial británica tanto al negocio como a resultados, ya que sin TSB el beneficio es de 181 millones de euros, un 16,3% menos.

"Cerramos el semestre con unos resultados positivos, creciendo en ingresos y en inversión crediticia. La hoja de ruta que establece nuestro plan estratégico para la transformación de la entidad avanza adecuadamente", afirma en un comunicado el consejero delegado, César González-Bueno, que destaca la aportación de TSB de 39 millones de euros tras obtener un beneficio de 50 millones de libras al cierre de junio.

El director financiero, Leopoldo Alvear, destaca por su parte que "estamos viendo ya resultados palpables en la mejora de la eficiencia y ahorro de costes que esperamos sigan teniendo una evolución positiva en los próximos trimestres".

Los ingresos del negocio bancario (margen neto más comisiones netas) muestran una evolución plana (0,7%) en la comparativa interanual y con un pequeño repunte del 3,9% respecto al primer trimestre del ejercicio.

El total de costes alcanza los 1.512 millones de euros en el primer semestre, con una reducción del 3,2% respecto al mismo periodo del año anterior y casi igual que en la comparativa trimestral que ya recoge la ejecución del plan de ajustes en España y la reducción de gastos generales en TSB.

Mora y solvencia

El Sabadell cuenta con una ratio CET1 fully loaded del 12% y phase-in del 12,3%, inferior a la que tenía un año antes, mientras que la ratio de capital total asciende al 16,87%, por encima de los requerimientos regulatorios.

La morosidad se mantiene estable con una ratio del 3,58%, tras una reducción de 142 millones de euros de los activos problemáticos en el trimestre que suman un total de 7.365 millones de euros, más de la mitad de ellos por préstamos dudosos.

Por su parte, la eficiencia empeora tanto como grupo (53,73%) y también excluyendo a TSB (47,77%), a pesar de la reducción de costes y el nuevo plan de eficiencia elaborado por el actual consejero delegado del Sabadell.

César González-Bueno ha dado una nueva vuelta a la estructura organizativa con la creación de dos nuevas direcciones. La de Sostenibilidad recae en Ana Ribalta, quien entra a formar parte del comité dirección de la entidad. La Dirección de Eficiencia, clave en el nuevo plan estratégico, es asumida por Elena Carrera.

Artículos relacionados