LA SEMANA BURSÁTIL

El paso atrás de la Bolsa abre nuevos escenarios

Una gota de sudor frío ha vuelto a re­co­rrer la es­pina dorsal de los in­ver­sores esta úl­tima se­mana. El duro cas­tigo su­frido por el sector tu­rís­tico ante el in­cre­mento mun­dial de re­brotes de la covid ha las­trado al con­junto del mer­cado y ha las­trado al Ibex 35 hasta perder la psi­co­ló­gica cota de los 9.000 puntos en la úl­tima se­mana.

Los operadores, sin embargo, no creen que el castigo tenga mucho más recorrido y que pronto se recuperará ese importante nivel técnico. Consideran que mientras los indicadores americanos sigan mostrándose tan sólidos no parece que haya un riesgo de recaída del selectivo español hacia los 8.400 puntos.

De hecho, el índice S&P 500 ha vuelto a registrar nuevos máximos históricos tras encadenar otra importante racha alcista. Los datos macro revelan un crecimiento de la economía estadounidense a un ritmo mayor de lo previsto con un mercado laboral muy cerca de nuevo de los niveles de pleno empleo previos a la aparición de la pandemia.

A ello se suma la perspectiva de una brillante temporada de resultados empresariales correspondientes al segundo trimestre que está a punto de comenzar. En este escenario, los inversores norteamericanos han optado por dejar aparcadas las preocupaciones por el repunte de la inflación.

Los anuncios de la Reserva Federal sobre una progresiva retirada de estímulos para frenar el sobrecalentamiento de la economía parecen ser suficiente por ahora, mientras las subidas de tipos quedan suspendidas de momento hasta bien entrado el próximo año. De hecho, algunos analistas han enfriado el optimismo sobre la mejoría de los datos económicos al considerar que el crecimiento de la economía norteamericana estaría muy cerca de su techo.

De confirmarse este punto, es probable que se observe un giro de la inversión hacia los activos más defensivos del mercado en los próximos meses.

Hay quien va más lejos al considerar que la exuberancia de los indicadores americanos durante más de una década es insostenible por mucho más tiempo y que no solo no sería raro, sino que además sería saludable una fuerte corrección de los activos más inflados. El problema es si esta corrección se produce en forma de “crack”, como temen algunos, o es más progresiva.

Calendario semanal de bolsa

Esta nueva semana comenzará marcada por el festivo en Wall Street del lunes por la celebración de la festividad del 4 de julio tras coincidir en domingo. Los inversores deberán estar además atentos a algunos importantes indicadores de actividad y confianza, y, sobre todo, a las actas de la última reunión de la Reserva Federal.

Este lunes, la principal referencia para los operadores, al contar con Wall Street, serán los indicadores de PMI servicios en el Reino Unido, España, Alemania y eurozona.

Más cargada de citas importantes vendrá la agenda financiera internacional del martes. Este día se esperan los pedidos industriales y el índice de confianza empresarial ZEW en Alemania, la producción industrial de España, así como los índices ISM no manufacturero y PMI servicios en Estados Unidos.

El miércoles, los inversores deberán estar atentos al PMI Caixin del sector servicios de China, máxime tras el descenso de la actividad registrado en el país asiático en los últimos tres meses. En Alemania se dará a conocer la producción industrial y desde el otro lado del Atlántico llegarán las actas de la última reunión de la Reserva Federal.

En la sesión del jueves apenas destacarán algunas referencias de segunda fila como la balanza comercial de Japón y Alemania o el consumo al crédito en Estados Unidos.

La última sesión de la semana, el viernes, tampoco será demasiado intensa en cuanto a indicadores, con el IPC de China, la producción industrial del Reino Unido y los inventarios al por mayor en Estados Unidos.

Artículos relacionados