TURISMO Y VIAJES

El sector turístico vuelve a sufrir

Entre el au­mento de los brotes y las nuevas va­rian­tes, el tu­rismo mun­dial sigue sin ver la luz al final del tú­nel. Después de las abul­tadas pér­didas su­fridas en 2020, este año se teme que se vuelva a dejar otra vez entre un 1,9% y un 2,7% del Producto Interior Bruto mun­dial, según cálculos de la Agencia para el Comercio y el Desarrolla de la Organización de Naciones Unidas.

Respecto a España se estima que la pérdida estará entre el 1,4% y el 2,3% del PIB nacional.

Este fuerte impacto sobre la economía, apunta el informe, elaborado en colaboración con la Organización Mundial del Turismo, supondrá un aumento promedio del 5,5% en el desempleo de mano de obra no cualificada a escala global, un porcentaje que podría aumentar hasta el 15% en países muy dependientes del turismo como es el caso de España.

El informe contempla tres posibles escenarios: el primero, en el que las llegadas de turistas desciendan en 2021 el mismo porcentaje que en 2020 -un 74% respecto a los niveles prepandemia--, otro más optimista en el que la reducción sea del 63%, y uno a dos velocidades, debido al avance desigual de la vacunación entre países.

Un tercer escenario prevé la recuperación parcial del turismo en Europa o Norteamérica, pero todavía no en regiones en desarrollo. Eso supondrá una caída de solo 37% en lugares con alto porcentaje de población vacunada, aunque seguirá desplomado un 75% en aquellos con menos nivel de inmunización. Unas cifras, en cualquier caso, mucho peores de las previstas hace unos meses.

Incluso barajando diferentes escenarios, la Unctad y la OMT no esperan que el sector turístico mundial regrese a los niveles de afluencia previos a la pandemia antes de 2023 o incluso de 2024.

"Los principales obstáculos serán las restricciones a los viajes, la lentitud en la contención del virus, la poca confianza de las personas para viajar y un entorno económico deficiente", señala el informe.

Aunque la pandemia ha impulsado el turismo interno, el informe subraya que esto no beneficia a muchos países en desarrollo que dependen de la llegada de viajeros internacionales.

Este menor optimismo general se ha dejado sentir en todos los valores ligados al sector turístico español, lastrando al conjunto del mercado. Amadeus, Aena, IAG y Meliá hoteles, han estado entre los valores más castigados en el Ibex 35 con recortes entre el 6% y el 3%. Algunos operadores sugieren, en cualquier caso, que estos ajustes han sido excesivos, han recortado pérdidas en la recta final de la semana pasada, y eso puede suponer una buena oportunidad para volver a entrar a precios más baratos en estos valores, muy sólidos en general.

Artículos relacionados