BOLSA

Banco Sabadell estabiliza su despegue

Después de la es­pec­ta­cular es­ca­lada del primer se­mes­tre, la re­co­gida de be­ne­fi­cios ha lle­vado a la co­ti­za­ción del Banco Sabadell a perder ni­veles pa­sa­dos. No obs­tante, el banco sigue con­tando con firmes de­fen­sores en los mer­ca­dos.

En cualquier caso, la entidad financiera española tiene todavía interrogantes que resolver en el corto y medio plaza. Entre ellas destacan la consecución de una mayor rentabilidad de su filial británica TSB -que renunció a vender a la espera de ofertas razonables- o el proceso de transformación digital. Punto, este último, en el que se encuentra inmersa frente al sector en España.

Estos son algunos de los grandes motivos de su decaimiento en Bolsa junto con los problemas detectados a lo largo del pasado ejercicio que, sin ser excesivamente preocupantes, lo sitúan en la media del sector en Europa. Un problema que afecta al conjunto de la banca española, aunque, aunque como recuerdan algunos analistas, mal de muchos no es consuelo.

Las grandes agencias internacionales de calificación coinciden en situar la deuda del Sabadell en un grado menor. Eso está provocando en los últimos meses las dudas de numerosas gestoras, presionando el valor a la baja, según los expertos de Bank of America.

La recaída de las últimas semanas todavía no le ha llevado a romper niveles de suelo críticos. Su principal sostén estaría en las inmediaciones de los 0,48 euros y su cotización se mueve en la actualidad en torno a los 0,54 euros por acción tras perder un 6% en este inicio del segundo semestre.

Los analistas aconsejan mantener pero también extremar las precauciones en estos días, tanto para salir con rapidez como para entrar a buenos precios, máxime tras el paso atrás del conjunto del mercado que corre el riesgo de caer hacia mínimos del año una vez perdidos también importantes niveles de soporte.

Artículos relacionados