BOLSA

Prim, excelente estado de salud

La in­tensa re­cu­pe­ra­ción del sector sa­ni­tario junto con la nueva es­tra­tegia co­mer­cial y ope­ra­tiva im­puesta por el ac­tual equipo eje­cu­tivo en el úl­timo año han ser­vido para dar alas a la co­ti­za­ción de Prim. El grupo es­pe­cia­li­zado en su­mi­nis­tros sa­ni­ta­rios y or­to­pedia vive su mejor mo­mento desde su debut en Bolsa allá por 2005.

Los resultados del primer semestre presentados antes de las vacaciones de agosto así lo demuestran. El beneficio neto del grupo se ha elevado a 10,5 millones de euros al cierre de junio, multiplicando casi por tres los resultados contabilizados hace un año en medio del temporal pandémico.

Los ingresos han alcanzado los 81,7 millones de euros, superando no los en más de un 20% los del año pasado, sino también en más de un 8% los registrados en 2019 año previo a la pandemia. Esta buena evolución de las ventas se ha debido gracias a que la vacunación ha generado la reactivación de los centros de salud y de la economía en general.

A ello se ha sumado una estrategia comercial y operativa más ajustadas a las necesidades de los clientes que han acentuado la positiva evolución de las ventas y de la contención de gastos generales.

El Ebitda se ha elevado así hasta los 12,9 millones de euros, un 79,7% por encima del pasado ejercicio y un 25,6% superior al contabilizado en 2019. Estas cifras vienen a reforzar aún más la solidez financiera del grupo con una posición financiera neta superior a los 29,4 millones y una liquidez total disponible superior a los 58,4 millones.

El grupo destaca que este primer semestre supone un paso firme adelante en la formulación, aprobación y puesta en marcha del plan estratégico 2021-2025. Ente las principales iniciativas de este plan se encuentran primeras compras inorgánicas con la adquisición de la rama de actividad de ortopedia al grupo Ilunion Salud consistente en 5 clínicas y de la empresa Ortoayudas.

En lo que va del mes de agosto, las acciones de Prim han despuntado con un alza cercana al 10%, que eleva su rentabilidad en el año por encima del 50%, y sitúa al grupo en máximos históricos. Los expertos creen ahora que el valor debe digerir esta fuerte tendencia alcista y que probablemente entrará en un pequeño período lateral a corto plazo antes de retomar los avances.

En cualquier caso, siguen apostando por el grupo como una de las mejores opciones del mercado a futuro. Sus buenos niveles de PER y la rentabilidad por dividendo del 4% permiten ser pacientes en caso de que el proceso lateral se alargara más de lo previsto.

Artículos relacionados