BOLSA

Azkoyen apunta alto este año

Tras un año 2020 com­pli­cado, lAz­koyen se re­cu­pera hasta al­canzar una ve­lo­cidad de cru­cero en el se­gundo tri­mestre si­milar a los ni­veles pre­vios a la pan­de­mia. Todo hace pensar una recta final de año muy po­si­tiva con unos ni­veles de ven­tas, margen y Ebitda en cre­ci­miento.

El beneficio neto del fabricante de máquinas expendedoras y de medios de pago ha alcanzado los 5,4 millones de euros en el primer semestre del año gracias al crecimiento de cerca del 20% en la cifra de negocios, hasta los 66 millones de euros. Un crecimiento acelerado con cifras de doble dígito que se acerca a los resultados obtenidos en 2019, el mejor ejercicio de la compañía desde 2001.

La sólida posición financiera, la diversificación geográfica, así como la capacidad de innovar y adaptar su oferta a la “nueva situación” ha impulsado la notable mejora de sus cifras de negocio, manteniendo el margen bruto en un 43,3%.

Los gastos fijos han aumentado en un 9%, de conformidad con los planes de crecimiento definidos para el ejercicio 2021. Este ha contribuido a su vez a alcanzar un Ebitda de 9,3 millones de euros, un 14,1% sobre ventas.

Pero uno de los aspectos que más se está valorando por parte del mercado está siendo su capacidad para mantener su balance completamente saneado que le ha permitido distribuir un dividendo por un importe total de 4,9 millones de euros, a 30 de junio de 2021. La deuda financiera neta del grupo se ha reducido en los últimos 12 meses un 90,6%, situándose en poco más de un millón de euros.

Unas cifras más que interesantes con todas sus líneas de negocios –Vending, Medios de Pago y Tecnología y Sistemas de Seguridad– creciendo a buen ritmo. Eso justifica la revalorización de más del 22% acumulada por las acciones de Azkoyen desde principios de año. El valor ha llegado a marcar incluso máximos del año a principios de agosto en 6,18 euros.

En este nivel, los accionistas han empezado a recoger beneficios lo que ha lastrado a la acción hasta los 5,8 euros. Sin embargo, los analistas consideran que se trata de un movimiento puntual, pues el valor no ha perdido en ningún caso su actual tendencia alcista primaria que sigue apuntando directamente hacia los 7 euros por acción.

Artículos relacionados