Jackson Hole, las Bolsas y los 'hedge funds' apuestan por políticas expansivas

El op­ti­mismo sobre la re­cu­pe­ra­ción se une a la de los po­lí­ticos más in­se­guros

Reserva Federal de EEUU.
Reserva Federal de EEUU.

En el sube y baja de las co­ti­za­ciones bur­sá­tiles esta se­mana se ha ob­ser­vado un re­brote a nivel mun­dial. Las úl­timas ba­jadas que­daban atrás. Desde Nueva York has­ta­Ma­drid se ex­pandía la eu­fo­ria. La reunión de los ban­queros cen­trales el pró­ximo jueves 26 de agosto, en Jackson Hole, Wisconsin, ha re­lan­zado las apuestas al­cistas por la con­ti­nuidad de las po­lí­ticas mo­ne­ta­rias ex­pan­si­vas.

El gobernador de la Reserva Federal, Jay Powell, viene repitiendo su apuesta por una evolución gradual de la política monetaria. En definitiva: macroeconomía expansiva frente a una economía real todavía insegura. Todo ello a pesar del avance sostenido de la actividad en los EEUU y el temor a la continuidad de la pandemia, brotes inflacionistas y los descalabros políticos con Afganistán en primera plana.

La actividad económica en los EEUU apuesta por ello. El último informe sobre la evolución del mercado laboral muestra un alza del empleo, el descenso del paro y un mayor número de puestos de trabajo sin cubrir.

Nada, sin embargo, para pensar en detener el impulso de las políticas monetarias y fiscal. La actividad debe continuar. La deuda pública ha alcanzado un nivel récord, pero su crecimiento es inferior al del PIB y en consecuencia las alarmas no suenan por ese lado. La riqueza crece más que la deuda, mientras el coste de ésta se mantiene bajo.

Los hedge fund (fondos de inversión) están incluso de vuelta después de un lánguido decenio. El número de nuevos fondos empieza a superar a los desaparecidos tras una retirada de inversiones a nivel mundial del orden de 170.000 millones de dólares. Recuperación, en la primera mitad de 2021; la inversión de los fondos ha crecido en 18.400 millones de dólares.

Los rendimientos de los fondos también están al alza. En 2020 el rendimiento medio ascendió al 11.8% y en los primeros meses de 2021 avanza a un ritmo del 10%, el más alto de los últimos años.

No obstante, los rendimientos obtenidos por los fondos no han superado los índices bursátiles, así mismo los costes para los inversores siguen siendo elevados. El coste medio histórico se sitúa en un 2% mientras los fondos retienen el 20% de los beneficios. En la actualidad, las tarifas de gestión han bajado al 1,38% y la participación en los beneficios al 15,9%.

Optimismo en cualquier caso de los gestores de fondos que los lleva a rechazar, por parte de los más rentables, la entrada de nuevos inversores. Sin embargo, la cuestión de la mejora está todavía pendiente. Incertidumbre sobre si los fondos han superado el punto de inflexión o si estamos ante una recuperación temporal. Por lo pronto, bolsas de valores y fondos de capital riesgo se suman al optimismo que preside la economía global.

Artículos relacionados