Monitor de Innovación

Esta startup de au­to­con­sumo solar ha con­se­guido en­trar en Y Combinator de Silicon Valley

Solarmente, energía sostenible con acento español

País con mucho sol, España está a la cola en au­to­con­sumo so­lar, con sólo un 0,1% de ho­gares

Autoconsumo solar
Autoconsumo solar

Que un país con 2.500 horas de sol sólo tenga un 0,1% de ho­gares que cuentan con ins­ta­la­ción de au­to­con­sumo solar es un dis­late. Sin em­bargo, tam­bién es un nicho de mer­cado muy ju­goso que Wouter Draijier y Víctor Gardrinier, fun­da­dores de Solarmente, su­pieron ol­fa­tear. Esta startup de pa­neles so­lares ha con­se­guido ser re­co­no­cida en Silicon Valley gra­cias a una idea de ne­gocio muy sen­ci­lla: de­mo­cra­tizar el apro­ve­cha­miento de la fuente de energía pri­mi­ge­nia: el sol.

Pese al alto potencial de nuestro país en el ámbito de las energías renovables, aún es relativamente baja su implementación. En el caso de la energía solar, es especialmente sangrante que, con aproximadamente 2.500 horas diurnas anuales, tan sólo un ínfimo 0,1% de familias tenga instalada algún tipo de instalación de paneles solares.

Éste fue el 'gancho' que impulsó a estos jóvenes emprendedores a trabajar. Draijier, proveniente de Holanda, tenía el embrión de la empresa en la cabeza, pero fue cuando vino a España por motivos académicos cuando se decidió a asociarse con Gardrinier y dar el paso. Invirtieron en la compra de un camión, paneles solares y cables y no dudaron en subirse a los tejados a 'doblar la espalda' instalando los paneles ellos mismos.

Sin embargo, lo que les ha hecho marcar la diferencia es su exclusivo programa informático, orientado a simplificar la elección, financiación e instalación del sistema de aprovechamiento de energía solar. El sistema evalúa factores como la ubicación y el consumo promedio para calcular la mejor oferta y, una vez determinado el kit a implementar, la empresa se hace cargo de todos los detalles.

La meca de la tecnología llama a la puerta

Un año después de hacer su primera instalación (mayo de 2020), entraron en el club más exclusivo posible: el programa de aceleración de Y Combinator de Silicon Valley (California, EEUU). Esta prestigiosa iniciativa de apoyo a empresas ofrece mentoría, formación y financiación sostenidas, además de la posibilidad de presentar el proyecto a importantes inversores. Su relevancia es tal que tan sólo son 7 las empresas españolas admitidas. Bajo su ala han prosperado nombres tan célebres como Airbnb, Dropbox o Twitch.

Este espaldarazo aumentará las posibilidades de Solarmente para llegar a donde desean: ser un referente en la democratización y normalización de la energía verde y el autoconsumo en los hogares. Sus fundadores no quieren limitarse a la energía solar, sino que aspiran a poner su granito de arena para que las casas del futuro cuenten con almacenamiento, carga de vehículos eléctricos, asesoramiento de IA y capacidad para vender energía.

Artículos relacionados