BOLSA

Merlin y Colonial, mayor confianza

Después de un co­mienzo de la tem­po­rada ve­ra­niega muy du­bi­ta­tiva, el sector in­mo­bi­liario ha reac­cio­nado en la recta final de agosto para salvar el mes de nuevo en po­si­tivo y se­guir su­mando. Merlin Propertis ha ga­nado un 4% e Inmobiliaria Colonial se ha apun­tado una me­jora del 2%.

Ambos valores se han visto animados por el buen ritmo mostrado por la firma de hipotecas.

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, el número de hipotecas para comprar una vivienda aumentó un 41,2 % en junio en comparación con el mismo mes de 2020, hasta 37.961. Este supone el mayor incremento desde diciembre de 2019 y la cifra más elevada desde antes de la pandemia.

El capital prestado creció un 49%, con un importe medio de 140.456 euros. El mayor desde febrero de 2020, encadenando una racha de cuatro meses con tasas superiores al 40%, En los primeros seis meses del año el número de hipotecas para comprar una vivienda aumentó un 11,2% en tasa interanual, en tanto que el capital prestado se incrementó un 12% en ese período.

En junio se puso en evidencia un cambio en las preferencias de los que contratan hipotecas, desde las del tipo fijo que predominaban entre enero y abril, y las de tipo variable, más solicitadas en este último mes analizado. Un dato curioso teniendo en cuenta que en los últimos meses han crecido las expectativas de una subida de tipos de interés de referencia.

Así, el 38,8% de las hipotecas sobre viviendas se constituyó en junio a tipo de interés fijo, que es el porcentaje más bajo desde febrero del año pasado, mientras que el porcentaje de préstamos a tipo variable superó el 60% por segundo mes consecutivo.

El tipo medio de las hipotecas para comprar una vivienda fue del 2,28% en junio, lo que le sitúa en este apartado como el mes más bajo de toda la serie, lo que supone 2,76 puntos por encima del euríbor medio de ese mes, que fue del -0,484%.

Un indicador que pone en evidencia la mayor confianza de los consumidores en la economía y viene a certificar la recuperación del sector inmobiliario apuntada en los primeros meses del año.

Merlin Propertis cerró el primer semestre con un beneficio neto de 190 millones de euros, multiplicando casi por tres los de junio de 2020, mientras que Inmobiliaria Colonial ha salido del terreno pantanoso de las pérdidas para acabar los seis primeros meses del año con una ganancia de 162 millones de euros.

Motivos suficientes para que la mayoría de analistas sigan confiando en la continuidad de la tendencia alcista que vienen mostrando ambos valores. Quizás, en la actualidad, se están decantando más por Merlin Propertis con una mayor solidez de negocio y una mayor rentabilidad por dividendo que estaría justificando su revalorización anual por encima del 30%.

Inmobiliaria Colonial, en cambio, ofrece algo menos de rentabilidad vía dividendo, pero algunos operadores consideran que precisamente el retraso en Bolsa, sube la mitad que su compañera del Ibex 35 en el año, podría ser un factor atractivo a corto plazo.

Artículos relacionados