MONITOR DE LATINOAMÉRICA

Madrid y Bogotá fir­marán un nuevo pacto de pro­mo­ción y pro­tec­ción in­ver­sora

Colombia refuerza su cortejo a las compañías españolas

El pre­si­dente Duque de­talla en España las nuevas opor­tu­ni­dades de ne­gocio

Iván Duque, pte.de Colombia.
Iván Duque, pte.de Colombia.

El pre­si­dente de Colombia, Iván Duque, ha ini­ciado esta se­mana una vi­sita a España en un des­pla­za­miento a priori de ín­dole cul­tu­ral, pero que tendrá tam­bién buena parte de con­te­nido eco­nó­mico. Y que se rea­liza con el tras­fondo de la firma de un acuerdo de úl­tima ge­ne­ra­ción sobre pro­tec­ción re­cí­proca de in­ver­siones y en un mo­mento en el que Bogotá anima más que nunca a las em­presas es­pañolas a au­mentar su ya ele­vada in­ver­sión en el país.

Duque esta este jueves y viernes en Madrid coincidiendo con la Feria del Libro, de la que Colombia será país invitado en su 80 edición. Además, asiste a la Feria de Emprendimiento y Colombianidad, impulsada por Procolombia. Durante su estancia en España, en la que se reunirá con el rey Felipe VI y con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se firmarán varios acuerdos, como el que permite la creación de la Comisión de Alto Nivel (CAN), el nuevo Acuerdo de Protección y Promoción Recíproca de Inversiones (APPRI) y el Convenio sobre Cooperación en Lucha contra la Delincuencia y Seguridad, entre otros.

El Gobierno colombiano está haciendo un especial énfasis este año en la importancia de la inversión española en Colombia, además de destacar que España es destino principal de inversión de las firmas colombianas y su puerta de entrada a Europa. Con el objetivo de captar más capital español, Duque tiene previsto, en reuniones que sostendrá en Madrid con empresarios, detallar la situación actual del mercado colombiano y los proyectos y oportunidades de negocio que se abren en su país en infraestructura, renovables, transformación digital, turismo, telecos, desarrollo urbano y agroindustria.

Última generación

El pasado junio, la secretaria de Estado de Comercio española, Xiana Méndez, avanzaba en Bogotá que en los próximos meses ambos países firmarían un nuevo Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI). “Se trata de un acuerdo de última generación” que podría rubricarse, según indicaron entonces fuentes españolas, coincidiendo con la visita de Duque.

Méndez, que reiteró al Gobierno colombiano la importancia de reforzar la seguridad jurídica y la estabilidad, “sobre todo la previsibilidad del marco en que se realiza la contratación pública, la interpretación de las normas, la fiscalidad y las inversiones”, dijo entonces que el pacto, que sustituirá al vigente, que data de 2005, “aportará confianza al entorno de negocios, al fijar conceptos muy modernos como el derecho a regular de los países”, y podría ser referencia para otras naciones. Asimismo, en resolución de diputas, ambos países han negociado una ‘Declaración Interpretativa’ que fija procedimientos de arbitraje más imparciales, independientes, previsibles y transparentes.

El Consejo de Ministros español ya adoptó a mediados de junio un acuerdo por el que se autoriza la firma del pacto España-Colombia para el nuevo APPRI y su ‘Declaración Interpretativa’. La Comisión Europea ya había autorizado a España a entablar negociaciones formales con Colombia para la modificación del pacto conforme a la política de protección de inversiones de la UE.

Bogotá se ha fijado como meta impulsar la llegada de inversión exterior para relanzar una economía renqueante tras el efecto devastador del Covid, y cuya recuperación se ha visto afectada por la ola de protestas contra la política fiscal, económica y social de mayo y junio. El PIB se contrajo el 2,4% en el segundo trimestre respecto al primero de 2021, si bien creció el 17,6% frente al mismo lapso de 2020. Pese a la baja, Bogotá es optimista sobre la economía: el primer semestre cerró con un avance acumulado del 8,8% frente a 2020 y las exportaciones subieron el 27,4% en julio. La Cepal otea un crecimiento del 7,5% este año y del 3,8% en 2022, tras la caída (-6,8%) de 2020.

España, segundo inversor

La Inversión Extranjera Directa (IED) en Colombia, que sumó 14.493 millones de dólares en 2019 (la más alta en seis años), con EEUU y España (17% del total) como protagonistas, anotó en 2020 una fuerte caída del 46,3%, a 7.690 millones, la cifra más baja desde 2010. Pese al descenso, motivado por la crisis de la pandemia, España siguió ocupando en 2020 el segundo lugar como emisor de IED, con más de 1.811 millones de dólares, sólo por detrás de EEUU (2.086 millones). El acumulado inversor español hasta 2020 ascendió a 23.872 millones, mientras que el de Colombia en España se elevó a 6.727 millones.

Colombia espera que la inversión exterior crezca el 22,5% este año gracias al tirón en sectores como industrias 4.0 y tercerización de servicios, agroindustria, renovables, turismo, infraestructura y manufacturas. Cuenta para ello con unas firmas españolas que, pese a la crisis del Covid, no han perdido interés por el país. Allí operan, en algunos de los principales proyectos de infraestructuras, Ferrovial, OHLA, Sacyr y Grupo Ortiz, que lograron nuevos contratos en 2020 en un país en el que también están Repsol, Acciona, ACS, FCC, BBVA, Mapfre, Naturgy, Telefónica, Indra, Inditex, Enel-Endesa, NH, Hotusa y Meliá y un creciente número de pymes, hasta más de 560 compañías.

En el cada día más relevante sector turístico, muy azotado por la pandemia, Bogotá, además de impulsar nuevos proyectos, trata de aportar un balón de oxígeno: el Congreso acaba de aprobar la extensión de las ayudas y facilidades para el sector turístico a 2022, con subsidios a salarios, suspensión temporal de la sobretasa de energía y exención del IVA para la hotelería.

Artículos relacionados