BOLSA

Fluidra intensifica su crecimiento inorgánico

A lo largo de los úl­timos doce me­ses, con la pan­demia por me­dio, la em­presa co­ti­zada Fluidra ha re­do­blado su com­pro­miso con los ac­cio­nistas de crecer en di­fe­rentes seg­mentos de mer­cado y ca­te­go­rías de pro­ducto. Para ello ha rea­li­zado ad­qui­si­ciones es­tra­té­gicas en Norteamérica con Built Right y CMP (Custom Molded Products). Con el fin de im­pulsar este ob­je­tivo, la com­pañía de equi­pa­miento de pis­cina ha ce­rrado en estos días la compra de S.R. Smith.

Con sede en Oregón, la compañía estadounidense es un fabricante líder especializado en equipamiento y material exterior tanto para piscina comercial como residencial, con presencia en varios países. Con esta incorporación de la estadounidense, Fluidra busca ampliar aún más su red, aumentando su capacidad global de venta de productos de piscina.

El importe de la operación se eleva a 240 millones de dólares, unos 205 millones de euros, pagado con líneas de efectivo y deuda existente en Fluidra.

Tras la adquisición, la compañía española ha elevado sus previsiones para el conjunto de este año. Prevé aumentar el beneficio de caja neto por acción al 83%-93%, desde el anterior rango entre el 80% y el 90%, y un incremento de las ventas desde el 35% y el 40% estimado previamente al 37%-42%.

La estrategia de crecimiento vía adquisiciones está gustando al mercado. Las acciones del grupo han arrancado el mes de septiembre con una subida cercana al 4%, que eleva su rentabilidad en el año otra vez por encima del 72%, situando al valor muy cerca de sus máximos en 37 euros logrados a mediados de agosto.

No obstante, los analistas empiezan a observar un cierto agotamiento en la tendencia alcista de Fluidra tras multiplicar casi por cuatro su precio de marzo de 2020, a pesar del frenazo económico provocado por la pandemia.

Artículos relacionados