LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, llega el turno de la Fed

En contra de lo es­pe­rado, la bolsa es­pañola ha lo­grado salvar la úl­tima se­mana con ga­nan­cias. Las me­didas del Gobierno para aba­ratar el re­cibo de la luz han re­mo­vido los ci­mientos de las eléc­tri­cas, pro­vo­cando caídas mil mi­llo­na­rias en su ca­pi­ta­li­za­ción. Pero el di­nero no ha huido, sino que se ha tras­lado hacia el sector ban­ca­rio, gran pro­ta­go­nista de estos días atrás, salvo ex­cep­cio­nes.

De este modo, el Ibex 35 ha saldado las cinco últimas sesiones, muy marcada además por el vencimiento trimestral de derivados, con un avance del 0,75% para quedar en los 8.760 puntos. Una subida a contracorriente del resto de plazas vecinas, reduciendo las tensiones sufridas en el arranque de septiembre. Con todo, el selectivo sigue lejos de plantearse una rápida reconquista de la sicológica cota de los 9.000 puntos.

Eso, señalan los expertos, queda pendiente para el posible “rally” de final de año en la medida de que se vayan cumpliendo las expectativas sobre la retirada de estímulos económicos por parte de los grandes bancos centrales. En principio, un endurecimiento de la política monetaria podría acarrear una reducción de los beneficios empresariales.

Sin embargo, también sería una clara muestra de que la crisis estaría llegando a su fin. En el caso español sería especialmente positivo por el gran peso de la banca. El sector financiero sería el principal beneficiado con una mayor capacidad de generar márgenes con tipos de interés al alza.

Así lo ha vuelto a recoger el mercado en las últimas horas al recuperar los inversores posiciones en los valores bancarios, con la mirada puesta en la reunión de la Reserva Federal de la semana que viene y tras su huida del sector eléctrico por miedo a unas medidas regulatorias que puedan rebajar su rentabilidad futura.

De este nuevo movimiento de rotación de activos también se han visto beneficiadas el resto de energéticas con una mayor actividad en combustibles de procedencia fósil como el petróleo o el gas natural. Estas materias primas cotizan a su mayor precio desde los máximos de este año a mediados de julio y con perspectivas de seguir ganando altura.

Estas subidas ponen en evidencia el momento contradictorio que sufren los mercados financieros en la actualidad. La recuperación está impulsando la demanda y con ella los precios, pero estas subidas están disparando a su vez la inflación en las principales economías mundiales, poniendo en grave riesgo la recuperación, por los mayores costes y la pérdida de competitividad empresarial. Un círculo vicioso que sin duda pasará factura a la renta variable a corto y medio plazo.

Ante este escenario, el discurso de Jerome Powell tras la reunión del comité abierto de la Reserva Federal previsto para el próximo miércoles cobra una relevancia especial. De las medidas que anuncie para hacer frente a este complicado panorama dependerá en buena medida la marcha del mercado, por lo que cabe esperar máxima prudencia y pocos movimientos hasta ese momento.

Calendario semanal de Bolsa

Además de la reunión de la Fed, la próxima semana se presenta también especialmente intensa por los importantes datos de actividad, confianza y crecimiento que se darán a conocer a una y otra orilla del Atlántico. A ellos se sumarán algunos importantes datos de construcción en Estados Unidos, lo que augura la continuidad del proceso de inestabilidad y volatilidad abierto por el pasado vencimiento de futuros.

Este lunes, de momento, los inversores deberán conformarse con la balanza comercial española y con el índice de confianza constructora NAHB en Estados Unidos.

Para la sesión del martes también se esperan pocos indicadores, pero en este caso si pueden dejar notar en los mercados financieros como son los permisos de construcción y la construcción de nuevas viviendas en Estados Unidos.

El miércoles se presenta una sesión muy inquieta a la espera de la decisión de la Fed sobre la progresiva retirada de estímulos “prometida” para esta recta final de año y ya con solo otras dos reuniones pendientes antes de acabar el ejercicio. Pero antes, los operadores deberán estar pendientes de las cifras de confianza consumidora en la zona euro, en franco retroceso, y en el índice hipotecario MBA y en la venta de vivienda de segunda mano en Estados Unidos.

La jornada del jueves será clave en los mercados europeos con una agenda financiera internacional cargada de citas importantes. Además de digerir la decisión de la Reserva Federal, los inversores se enfrentarán a los datos de actividad PMI en Europa y Estados Unidos, así como al PIB de España, la reunión del Banco de Inglaterra y el índice de indicadores y las habituales peticiones de desempleo en el país norteamericano.

Esta complicada semana se cerrará el viernes con los datos de confianza consumidora GFK y clima empresarial IFO en Alemania y la venta de nuevas viviendas en Estados Unidos.

Artículos relacionados