Crédito y Caución prevé que España e Italia tar­darán más que Alemania y Países Bajos

La recuperación será desigual en la Eurozona y no llegará hasta finales de 2022

La com­po­si­ción sec­to­rial del sur de Europa es más vul­ne­rable de­bido a su mayor de­pen­dencia del tu­rismo

Eurozona
Eurozona

Tras la fuerte con­trac­ción de 2020, Crédito y Caución prevé que la mayor parte de los países miem­bros de la eu­ro­zona re­cu­peren sus ni­veles de PIB an­te­riores a la pan­demia a fi­nales de 2022. No obs­tante, según el aná­lisis di­fun­dido en su úl­timo Economic Outlook, el ritmo de re­cu­pe­ra­ción será muy de­sigual. Entre los países más gran­des, Alemania y Países Bajos verán ce­rrada la brecha en el tercer tri­mestre de 2021, mien­tras que España e Italia lo harán un año más tarde, en el tercer tri­mestre de 2022.

La composición sectorial de los países del sur de Europa es más vulnerable debido a su mayor dependencia del turismo, que sigue afectado por las restricciones relacionadas con la pandemia en 2021.

En conjunto, Crédito y Caución prevé que el crecimiento del PIB en la eurozona alcance el 5,0% en 2021 y el 4,6% en 2022. Los riesgos a la baja de estas proyecciones están relacionados principalmente con el curso que siga la pandemia.

El crecimiento de las exportaciones de la zona euro se ralentizó en el primer trimestre de 2021, debido a las perturbaciones causadas por el Brexit y a las limitaciones relacionadas con el transporte y los insumos. No obstante, Crédito y Caución prevé un crecimiento medio de las exportaciones de bienes y servicios del 9,1% en 2021, seguido de un aumento del 6,1% en 2022. También se prevé un crecimiento del consumo privado cercano al 7,1% a medida que se recupere el mercado laboral, que registró una pérdida acumulada de 4,7 millones de puestos de trabajo en el primer semestre de 2020.

En 2021, una combinación de factores, entre los que destaca la evolución del precio de la energía, va a impulsar la inflación en la eurozona. Es probable que esta siga aumentando hacia el otoño, sobre todo como consecuencia de la anulación de una reducción temporal del IVA en Alemania.

El aumento de la demanda y las interrupciones en las cadenas de valor podrían hacer que el aumento de los costes de producción se traslade ligeramente a los precios al consumo en algunos sectores. Los incrementos son especialmente fuertes en el caso de los bienes intermedios, principalmente en la fabricación de madera, papel, caucho, productos de plástico y metales básicos.

Crédito y Caución prevé una tasa de inflación media del 2,1% en 2021 en la eurozona, seguida de una ralentización hasta el 1,4% en 2022.

Debido a la prórroga del apoyo fiscal en 2021, el déficit presupuestario de la eurozona se situará en el entorno del 6,9% del PIB. Se espera que el ajuste tenga lugar en 2022, reduciendo el déficit presupuestario al 4,1% a medida que la pandemia disminuya y se eliminen las medidas temporales de apoyo.

Artículos relacionados