Antin Infrastructure Partners de­buta esta se­mana en la Bolsa de París

El capital riesgo asalta las bolsas convertido en la gran alternativa inversora

Las grandes firmas co­ti­zadas del sector atraen mucho di­nero en los mer­cados

Antin Infraestructures Partners.
Antin Infraestructures Partners.

La pró­xima sa­lida a bolsa de una firma de ca­pital riesgo no será ni de las más grandes ni de la más gla­mou­ro­sas, pero sí va a dar con­ti­nuidad a un mo­vi­miento que está po­niendo al sector de las firmas que com­pran, re­es­truc­turan y venden em­presas en la pri­mera línea de ba­talla de los mer­cados bur­sá­ti­les. Si Evergrande lo per­mite, Antin Infrastructure Partners de­bu­tará esta se­mana en el parqué con el ob­je­tivo de captar 550 mi­llones de dó­la­res.

El precio estimado de colocación entre los 20 y los 24 euros por acción valora el 100% de la firma inversora -con activos que van desde la fibra óptica hasta el negocio del agua- en algo más de 4.000 millones de euros. Es el próximo peldaño de una escalera de colocaciones en el parqué que tendrá continuidad más o menos inmediata. Petershill Partners, la división de capital privado de Goldman Sachs, también está ya en la rampa de lanzamiento.

La compañía, que adquiere participaciones minoritarias en gestores de activos alternativos, incluidos fondos de capital riesgo, de inversión y de cobertura ya ha puesto rango de precios a su salida a bolsa, entre los 320 y los 380 peniques por acción. Se valora por lo tanto entre 4.400 y 5.000 millones de euros. Viene por lo tanto una avalancha de papel desde el universo del 'private equity' que los inversores están dispuestos a quitarse de las manos.

"Hay mucha liquidez en el sistema buscando oportunidades, y el capital riesgo es una opción sumamente atractiva. Hablamos de un negocio que ofrece rentabilidades muy superiores a la media. Los inversores pueden apostar por el 'private equity' aportando dinero directamente en sus distintos vehículos o a través de la bolsa. Las dos opciones se están mostrando como muy atractivas en los últimos meses", señalan fuentes del sector.

Debut en Londres

Las cifras corroboran la afirmación, con Bridgepoint como principal exponente. La compañía debutó en junio en Londres a un precio de 350 peniques por acción y ahora vale en torno a 550 peniques. Una subida cercana al 60%, muy similar al crecimiento del 54% que han obtenido los activos gestionados por el gigante inversor hasta los 29.000 millones de euros en el primer semestre de 2021. En paralelo, los ingresos crecieron un 55%.

El viento corre por lo tanto a favor de un sector que vive días de vino y rosas en bolsa a uno y otro lado del Atlántico. Grandes nombres como KKR, Apollo o Carlyle en Estados Unidos o Tikehau Capital o Eurazeo han volado en mayor o medida en bolsa en los últimos meses. Todos ellos han superado con creces las valoraciones que tenían antes de la pandemia y han llenado el bolsillo de los inversores, que quieren seguir sacando todo el jugo a uno de los sectores de moda.

Tipos cero

El escenario de tipos cero o negativos ha sido el mejor aliado del capital riesgo en los últimos años. La falta de alternativas rentables ha provocado un enorme desplazamiento de capital hacia estos vehículos, que han hecho valer sus rentabilidades de doble dígito en muchas de sus inversiones. ¿Es el 'tapering' anunciado ya en Estados Unidos y que puede estar a la vuelta en la zona euro una amenaza para esta etapa histórica de bonanza?

"Hasta ahora, el 'private equity' lo ha tenido todo a favor. Está claro que viene un nuevo ciclo de política monetaria, pero no hay que esperar que sea un movimiento rápido, demasiado contundente. Las economías están cogidas aún con alfileres y los bancos centrales van a dar pasos muy medidos. Al capital riesgo le quedan por delante muchos buenos trimestres todavía. Eso dice el éxito de sus representantes en bolsa", señalan fuentes financieras.

Artículos relacionados