El éxodo hacia las zonas re­si­den­ciales desde el centro de las ciu­dades le fa­vo­rece

El mercado residencial de Madrid capital supera con creces al de la zona euro

La in­ver­sión ins­ti­tu­cional ace­lera por el precio más com­pe­ti­tivo de la ciudad

Inmobiliaria
Inmobiliaria

El mer­cado in­mo­bi­liario de Madrid es una fiesta. Al ex­tra­or­di­nario in­terés de los grandes in­ver­sores ins­ti­tu­cio­nales por ac­tivos como los ho­teles -la ca­pital se ha co­lo­cado a la ca­beza por in­ver­sión en el primer se­mes­tre- o las ofi­cinas -la con­tra­ta­ción ha cre­cido un 45% en el se­gundo tri­mestre res­pecto al mismo pe­ríodo del año pa­sado, según datos de Knight Frank- se une la im­pa­rable de­manda en el mer­cado re­si­den­cial ins­ti­tu­cional de Madrid.

Savills Aguirre Newman acaba de certificar que Madrid es una de las doce ciudades que en los cinco continentes supera las cifras previas a la llegada del Covid-19 en el primer trimestre de 2020. Cierra una lista de 12 urbes encabezada por Singapur y Seúl en la que hay que llegar hasta el quinto puesto para encontrar una ciudad europea: Londres. Ya no hay ninguna más hasta la capital española, que se ha puesto al frente de la zona euro.

Varios factores a favor

A favor de Madrid juegan varios factores. Una de las menos comentadas habitualmente es la estructura de ocupación de la ciudad, que en caso del centro de la capital española alberga a muchos más particulares que otras grandes capitales europeas, como por ejemplo París o Londres. Dos grandes urbes que hace ya muchos años que registraron el fenómeno que ahora experimenta Madrid. No es otro que el éxodo de los ciudadanos a las afueras.

Una transformación que se ha acelerado en Madrid desde que estalló la pandemia y que ha disparado el interés del segmento residencial institucional, que sólo en el primer semestre movió 115.000 millones de euros a nivel global. Hay mucha liquidez que busca oportunidades en plena apertura de las grandes capitales de la mano del avance de las vacunaciones. Madrid es una de las ciudades elegidas por su potencial en todos los aspectos.

"Es una ciudad llena de atractivos. Desde el punto de vista estrictamente económico, Madrid es una ciudad mucho menos madura en precios que otras grandes ciudades europeas. Los precios por metro cuadrado aquí son mucho más asequibles respecto a la media. Si a eso se le une el clima, la estabilidad política y la mano blanda fiscal, tenemos todos los ingredientes para entender el auge de la ciudad", señalan fuentes del sector.

Con una velocidad más respecto al resto de ciudades de la zona euro, que por precio o por las limitaciones que impone aún el Covid-19 no acaban de recuperar la velocidad de crucero, el mercado residencial de Madrid se ha ganado compartir el hito de volver a niveles de 2019 con gigantes, como Nueva York, Los Ángeles, Beijing, Dubai o Shangai. La cuestión es si la capital española podrá mantener en el tiempo una dirección tan positiva.

"Hay argumentos de sobra para pensar que Madrid se va a mantener en la vanguardia de la inversión residencial. En la capital se está produciendo una revolución sin precedentes en términos de estilo de vida con un alcance en el tiempo que no podrán alcanzar otras grandes ciudades europeas. Creemos que se va a consolidar este movimiento", señalan en una gran consultora que certifica que el interés comprador sigue en aumento.

Artículos relacionados