BOLSA

Ezentis se acerca al futuro

El pro­ceso hacia la transición ener­gé­tica y tec­no­ló­gica se ha con­ver­tido en una prio­ridad es­tra­té­gica para los países oc­ci­den­tales en su ob­je­tivo de lo­grar una re­cu­pe­ra­ción más sana y só­lida de la eco­nomía tras la pan­de­mia. Un es­ce­nario muy fa­vo­rable para los ac­tivos de in­fra­es­truc­turas de alta ca­lidad y valor aña­dido.

Las condiciones de liquidez derivadas de este proceso beneficiarán a algunas compañías en Bolsa, como Ezentis, al capitalizar mayores ingresos y ganancias recurrentes.

El número de usuarios y el crecimiento experimentado en la última década se verá impulsado de forma exponencial en los próximos diez años con el denominado Internet de las Cosas (IoT). Por lo tanto, la demanda de infraestructura está fuera de toda duda. La capacidad para responder a esta creciente demanda será clave en el sector de las telecomunicaciones.

Toda la reestructuración acometida por Ezentis en los últimos años está enfocada en este objetivo con Europa como principal eje de su negocio. Al respecto, en estos días, se ha conocido que el grupo ha comenzado los trabajos de despliegue y construcción de fibra óptica en Alemania.

A través de un contrato con UGG, la joint venture creada por Telefónica y Allianz, Ezentis se encargará de desarrollar el proyecto “llave en mano”, por el cual se hará cargo de la planificación, diseño de redes, ingeniería, supervisión, control del proyecto y puesta en marcha.

El despliegue comenzó a principios de junio en la localidad de Sexau con más de 1.500 unidades inmobiliarias. Gottenheim, municipio al sur del Estado de Baden-Wurtemberg, es la segunda población de tamaño similar donde ha empezado a trabajar este mes de agosto y en septiembre comenzará a desplegar la tercera población.

El contrato de Ezentis con UGG tiene una duración de dos años ampliables, y se desarrollará por distintas localidades de los Estados de Baden-Wurtemberg y Baviera, con unos ingresos estimados de más de 50 millones de euros.

Una muestra del positivo escenario de futuro para el grupo de infraestructuras de telecomunicaciones y energía. Sin embargo, a corto plazo, las acciones de Ezentis siguen sufriendo. Su cotización ha rebotado ligeramente desde los mínimos anuales registrados en torno a los 0,32 euros a principios de verano, pero continúa muy lejos de los 0,45 euros de enero.

En lo que va de año su cotización pierde más de un 12% y para que cambie esta tendencia es necesario que recupere un volumen de negocio razonable. En los últimos días viene moviendo casi una décima parte de su media diaria anual con un constante goteo vendedor, lo cual refleja las prevenciones de los inversores.

Artículos relacionados