En lo que va de año se ha dis­pa­rado un 20%, más de lo que subió en 2021

CaixaBank se dispara y lidera las subidas de la banca española y del Ibex 35

La sol­vencia y la sos­te­ni­bi­li­dad, los fac­tores que más atraen a los in­ver­sores

Gonzalo Gortázar, CaixaBankak.
Gonzalo Gortázar, CaixaBankak.

El sector fi­nan­ciero se ha con­ver­tido en el gran re­fe­rente del mer­cado es­pañol. Por fin ha re­cu­pe­rado su papel de lo­co­mo­tora con la vista puesta en una pro­gre­siva re­ti­rada de es­tí­mulos y un en­du­re­ci­miento de la po­lí­tica mo­ne­taria que per­mita im­pulsar su ac­ti­vidad de ne­gocio y sus már­ge­nes. Un re­torno a la “normalidad” y los ni­veles pre pan­demia del sector que está siendo li­de­rado por CaixaBank en el arranque del nuevo año.

El banco con sede en Valencia está tirando no solo de su sector sino también del conjunto del Ibex 35 con una subida acumulada de más del 20%. En menos de un mes ha superado ya todo lo ganado en 2021. Pero... ¿Cuáles son las claves de este impulso?

En primer lugar, el proceso de fusión con Bankia y los recortes en gastos de oficinas y empleados auguran unas cifras de beneficios récord al cierre de 2021 y su consolidación a lo largo de este ejercicio.

Aunque la aparición de nuevas variantes de la covid generan no pocas incertidumbres, lo cierto es que la entidad está convencida de que este año estará marcado por la recuperación, apoyado en tres palancas: la reactivación del sector turístico, el impacto de los fondos europeos y la demanda embalsada.

Dinámica favorable

Una dinámica más favorable para la cual CaixaBank está sobradamente preparada para recoger al máximo. No en vano, la entidad ya fue líder en la captación de fondos gestionados el año pasado, consolidando su posición como mayor entidad nacional por patrimonio gestionado con más de 79.000 millones de euros y una cuota de mercado del 24,31%.

La reducción de las dotaciones tras la constitución en 2020 de los fondos genéricos para hacer frente al impacto de la pandemia está permitiendo liberar capital para afianzar su negocio. Entre enero y septiembre del pasado ejercicio la entidad dotó 616 millones de euros frente a los 2.406 millones de euros del mismo período del año anterior.

En estas primeras semanas del año, CaixaBank ha reabierto además el mercado de financiación social en el mercado euro con un bono en formato senior preferente con vencimiento a seis años. Se trata del cuarto bono social y el octavo bono ligado a los Objetivos de desarrollo Sostenible (ODS), reforzando el posicionamiento de CaixaBank como banco europeo líder en emisiones ESG.

Todo ello sin comprometer su solvencia, con una ratio de capital del 13% y unos activos líquidos totales de 173.125 millones de euros tras la integración de Bankia. Factores que han justificado el mayor interés del mercado y de los analistas.

Los analistas apuestan por CaixaBank como uno de los mejores valores del sector

De las grandes casas de análisis que siguen al valor, la mayoría de ellas, según Facset, recomiendan comprar o sobreponderar. La última recomendación corresponde a Barclays que en un informe bastante favorable sobre la banca española ha recortado ligeramente su precio objetivo para CaixaBank de 3,4 a 3,2 euros por acción, pero ha reiterado su consejo de sobreponderar pues todavía cuenta con un elevado potencial.

En el mercado, sin embargo, preocupan las advertencias de la EBA, la autoridad bancaria europea, respecto a la morosidad. La finalización del grueso de los períodos de carencia de los créditos ICO pueden tener un fuerte efecto en estos meses.

Aunque la calidad de los activos ha mejorado, no conviene perder de vista estos préstamos. A cierre de septiembre, la banca española tenía en su balance 378.000 millones en créditos con avales estatales, de los cuales más del 20% estaba categorizado con vigilancia especial y el 6% como moroso.

De momento, los activos dudosos de la banca española se mantienen en torno al 4,5%, solo por detrás de la francesa y la italiana, y muy por encima del 2,1% de la media europea. En el caso de CaixaBank, la mora se ha mantenido todo el año en el 3,6%, por debajo de la media nacional, con una cartera de créditos dudosos a septiembre de algo menos de 14.000 millones de euros, incluyendo los aportados por Bankia. Una buena referencia para mantener el optimismo.

Artículos relacionados