BOLSA

Acciona Energía, presión bajista

El sector de la energía ha em­pe­zado el año con el pie iz­quierdo. Las preo­cu­pa­ciones por la ines­ta­bi­lidad de los pre­cios de la elec­tri­cidad en pleno pro­ceso de trans­for­ma­ción y por los cam­bios re­gu­la­to­rios man­tienen ale­jados a los in­ver­sores y casi todos los va­lores del sector se mueven a la baja, li­de­rados por Acciona Energía.

La filial de Acciona pierde más de un 10% en las primeras semanas del 2022. En su caso, a los retos del sector se unen circunstancias particulares que están presionando su cotización a la baja después de su deslumbrante debut en Bolsa a mediados del pasado ejercicio.

Entre otros factores que juegan en su contra se encuentra la finalización a principios de año del “lock up”, lo cual posibilita a Acciona colocar un 8% adicional de la compañía en la que aún controla el 82,7%. Un porcentaje que estaría valorado en torno a los 780 millones de euros a los precios actuales.

En la colocación del pasado mes de junio, Acciona se quedó medio camino entre el porcentaje mínimo del 15% y del máximo del 25%. Ahora tendría la oportunidad de aprovechar los mejores precios para sacar más papel a la venta. Eso, permitiría a Acciona Energía elevar su “free float” al 25%.

Pero también está ejerciendo una cierta presión bajista sobre la compañía mientras se produce o no y en qué términos ante el descuento que pueda realizar la matriz para facilitar la operación. De este modo, el valor ha ido a buscar soporte sobre el nivel de los 29 euros, pero con claros niveles de venta que pueden seguir presionando.

A la espera de que se despejen estas incertidumbres en el corto plazo, los analistas de Renta 4 han reiterado su recomendación de sobreponderar el valor con un precio objetivo sobre los 33 euros.

Artículos relacionados