BOLSA

Endesa: cuando el mercado se resiste a los analistas

Los ana­listas coin­ciden en el po­ten­cial de más de un 20% de la eléc­trica de ca­pital ita­liano

Lucas Passa y José Bogas, Endesa.
Lucas Passa y José Bogas, Endesa.

En ge­ne­ral, las más re­cientes va­lo­ra­ciones de las casas de aná­lisis si­túan a Endesa con un precio ob­je­tivo por en­cima de los 22 euros por ac­ción. Eso im­plica un po­ten­cial de re­va­lo­ri­za­ción su­pe­rior al 40 %. Su co­ti­za­ción en el mer­cado, sin em­bargo, sigue en caída libre con un re­tro­ceso anual cer­cano al 20%. Un cas­tigo des­pro­por­cio­nado, a juicio de los ana­lis­tas.

En general, apuntan, la gran mayoría de las “utilities” europeas se estarían viendo beneficiadas del aumento del Capex y de los elevados precios de la energía que deberían seguir impulsando sus beneficios. Y Endesa estaría entre las mejor colocadas en Europa para recoger esta ola a favor.

Sus fuertes inversiones y sus altos niveles de digitalización son factores que debería seguir recogiendo en sus beneficios en los próximos meses. Así opinan los expertos de Barclays que recientemente han situado a Endesa en su lista de eléctricas europeas preferidas.

La firma, de hecho, ha elevado su estimación de precio objetivo de 22,1 a 22,2 euros por acción con recomendación de comprar ante la perspectiva de que la mejoría de sus beneficios se mantenga a buen ritmo. El banco canadiense RBC se muestra incluso más optimista con una valoración de 22,5 euros por acción.

Todo ello, además, a la espera de las dos subastas de renovables pendientes en España para este ejercicio, previstas para finales de octubre y de noviembre, que pueden ayudar a animar al sector de renovables, con Endesa muy bien posicionada, en esta recta final del año.

Con todo, el riesgo provocado por la inestabilidad regulatoria, con la subida de impuestos, y el temor a que la recesión acabe pasando factura en los beneficios estarían obligando a una prudente retirada de posiciones por parte de los inversores. Eso se ha traducido en una caída anual en Bolsa de cerca del 20 % y, lo que es peor, una pérdida de importantes niveles de soporte.

Los últimos ajustes han llevado a la cotización de Endesa a perder la referencia de los 16 euros, lo que abre un preocupante hueco bajista hacia los peores niveles vividos durante la pandemia, que dejaría al valor a unos precios muy atractivos.

Artículos relacionados