BOLSA

Deoleo, alta presión bajista

Deoleo atra­viesa su peor mo­mento en Bolsa desde la re­es­truc­tu­ra­ción de 2020 que la ha de­jado en prác­ti­ca­mente en manos de los acree­dores y se ha lle­vado por de­lante a los pe­queños ac­cio­nis­tas. En este pe­ríodo, el nuevo grupo ha te­nido que hacer frente a una crisis sa­ni­taria global y des­pués a una in­fla­ción des­bo­cada.

En el primer semestre del año, el beneficio neto se ha desplomado hasta los 6 millones de euros, menos de la mitad respecto a los 14 millones ganados un año antes. Los ingresos, sin embargo, han crecido un 11 %, lo cual le ha permitido lograr un Ebitda de 22 millones de euros.

Cifra que supera las previsiones en un difícil contexto económico internacional, pero no consigue evitar un duro castigo por parte del mercado que muchos atacan a la manipulación de las manos fuertes y a una campaña del aceite menos fructífera de lo previsto por la fuerte sequía. La cotización de Deoleo cae, de este modo, casi un 50 % desde los máximos anuales de marzo en 0,41 euros.

A partir de ahí, el declive ha sido constante hasta romper importantes niveles de soporte que abren un peligroso hueco bajista. Un descenso, apuntan en los foros, provocado por una brutal sobreventa provocada por las posiciones cortas para comprar más barato. Sin embargo, también consideran que esta presión estaría cerca de su final; esperan que, tras haber logrado cuantiosos beneficios, se vayan cerrando estas posiciones ante el riesgo de un posible escape al alza.

Aunque eso pueda suponer pecar de exceso optimismo, lo cierto que los niveles de PER de poco más de cuatro veces y la mayor capacidad de generar caja del grupo y de recortar deuda hacen que los precios actuales sean bastante atractivos. Algunos analistas fijan el precio objetivo del grupo en 0,56 euros por acción, lo que supondría más que duplicar su actual precio de mercado. Pero, de momento, eso parece estar muy lejos en el horizonte.

Artículos relacionados