BOLSA

Repsol, alta capacidad de compra

Los ana­listas res­paldan las des­in­ver­siones de la ener­gé­tica es­pañola

Oficinas de Repsol
Oficinas de Repsol

Dentro de su es­tra­tegia de ro­ta­ción de ac­tivos con el ob­je­tivo de re­ducir su ex­po­si­ción a ma­te­rias primas po­ten­cial­mente con­ta­mi­nan­tes, Repsol ha ce­rrado la venta del ya­ci­miento de Duvernay y un por­cen­taje im­por­tante de Chauvin, dos de sus grandes mega pozos en Canadá. El ob­je­tivo es avanzar en su meta de con­ver­tirse en una com­pañía de cero emi­siones netas en 2050.

Con estas operaciones, que le reportarán 430 millones de euros, la multinacional energética española reduce de forma sustancial su presencia en Canadá, aunque mantendrá sus yacimientos de gas en Greater Edson en la región de Alberta y la planta Saint John LNG, considerada clave para el suministro de gas licuado a Europa. Un negocio que está generando importantes beneficios en la actualidad. La operación ha recibido el respaldo del mercado, que mantiene a la energética que dirigen Antonio Brufau y Josu Imaz en el candelero bursátil.

El importe ingresado por estas ventas supone el 2,15 % de la capitalización bursátil del grupo, aumentando su efectivo procedente de las desinversiones y de la elevada generación de caja. Eso, apuntan los analistas de Renta 4, permite a la compañía tener un balance muy sólido para afrontar la transformación energética en la que está inmersa.

Con la venta de estos activos, recuerdan en la firma de inversión, Repsol ha realizado desinversiones por valor de 6.135 millones de euros (4.800 millones por el 25% del negocio de Upstream, 905 millones por el 25% Low Carbon Business y otros 430 millones por la venta de los pozos), eso supone la entrada de efectivo equivalente al 30,68% de la capitalización bursátil de Repsol.

Gracias a esta fortaleza financiera, el grupo se encuentra en una excelente posición para realizar compras de gran calado. Sin embargo, apuntan en Renta, existe cierta preocupación en el mercado sobre la capacidad de Repsol de generar valor a través de operaciones corporativas, lo cual podría frenar sus avances.

Algo meramente temporal a juicio de Renta 4 que ha fijado el precio objetivo de la compañía en 18,9 euros por acción con recomendación de sobreponderar. Esta estimación implica un potencial alcista de más de un 35 % que se debería sumar a la subida del 45 % acumulada ya este año.

Artículos relacionados