BOLSA

También se re­fuerza en sec­tores es­tra­té­gicos como energía y cons­truc­ción

BlackRock convierte el Ibex en un horno caliente especulativo

El mayor fondo mun­dial fija en el Sabadell su mayor apuesta entre los va­lores ban­ca­rios

BlackRock
BlackRock

BlackRock, el mayor in­versor ins­ti­tu­cional del Ibex 35, está ha­ciendo una apuesta muy fuerte por el mer­cado es­pañol en las úl­timas se­ma­nas. El que se con­si­dera uno de los ma­yores fondos mun­diales de in­ver­sión se ha subido en marcha al tren de los va­lores más ca­lientes de la bolsa na­cional en los tres sec­tores más im­por­tan­tes: la banca do­més­tica, im­pa­rable en este co­mienzo de 2022 con subidas de más del 20%, ener­gé­ticas y cons­truc­to­ras. Un ór­dago en toda re­gla.

Los movimientos de la mayor gestora del mundo no dejan a nadie indiferente. Sus pasos son seguidos por miles de gestores en todo el mundo, que consideran al transatlántico liderado por Larry Fink algo así como -con el permiso de Warren Buffett- el gran oráculo de los mercados. Con sus 10 billones de dólares bajo gestión, BlackRock marca tendencias y con sus decisiones puede cambiar el signo en bolsa de una compañía.

En este primer tercio del mes de febrero, la firma está ofreciendo su cara más agresiva en el mercado español y muy especialmente en el sector bancario. Su primer gran ataque del año tuvo como receptor a Bankinter, donde alcanzó el 3,28% del capital en enero. No había llegado tan alto en el banco español desde mayo de 2021, año que terminó con una participación del 3% en la entidad que preside Pedro Guerrero.

Luego, en estos últimos días, ha movido ligeramente a la baja dicha participación, al mismo tiempo que cargaba las alforjas de acciones de Sabadell. BlackRock ha dado un enorme empujón al gran fenómeno bursátil de 2021, donde se ha hecho con cerca de un 1,5% del capital. La gestora estadounidense ya suma el 5,14% de Banco Sabadell, su paquete más abultado desde hace dos años y mete mucha distancia sobre el resto de accionistas significativos.

En el Sabadell ha seguido la estela del presidente de la entidad, Josep Oliu, que ha comprado 1,09 millones de acciones de la entidad a 0,91 euros por título, lo que supone una inversión total de 999.180 euros, según la notificación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, Oliu eleva su participación en la entidad al 0,145%. La compra se realizó este pasado miércoles, cuando la acción de Sabadell cerró en los 0,9330 euros por título.

Este jueves, la acción del banco ha cerrado en los 0,9388 euros, lo que supone una revalorización del 0,60% con respecto a ayer. En comparación con principios de año, los títulos de Sabadell han obtenido una revalorización del 58%.

De esta forma, Oliu sigue apostando por la entidad, después de que registrase en 2021 un beneficio neto atribuido de 530 millones de euros, frente a los 2 millones de euros de 2020, cuando provisionó 2.275 millones por el Covid-19.

Además, varios análisis realizados por bancos estadounidenses, como Bank of America o JP Morgan, han apostado por la entidad ante la perspectiva de subidas de tipos, informa EP.

Obsesionado con la banca

Del doble movimiento de BlackRock en banca se deduce que la firma cree que el rally del sector no ha terminado y que a las entidades financieras aún les queda cuerda para rato ante la expectativa de subidas de los tipos de interés en Europa este mismo año. “Estas compras están ampliando el rally de la banca porque otros inversores, muchos de ellos estadounidenses, están siguiendo los pasos de BlackRock”, señalan en fuentes bursátiles.

Otro de los valores calientes del mercado es Repsol, donde BlackRock también está comprando acciones sin descanso este mes de febrero. Ya suma un 5,30% del capital, una participación que como en el caso de Sabadell también le reafirma como el mayor inversor del grupo. Pero en el caso de la energética se da asimismo la circunstancia de que BlackRock nunca había tenido una participación tan alta en sus 10 años de estancia en el capital.

Las compras de títulos de Repsol son especialmente llamativas porque en los últimos años apenas ha protagonizado movimientos significativos en un valor en el que siempre ha sido un inversor muy estable. Y también porque se producen antes de la presentación de los resultados de 2021 y de que se conozcan las ofertas por su filial de renovables. La acción espera acontecimientos con una subida acumulada del 15% este año.

El único de los grandes valores que no sube en bolsa entre aquellos en los que se ha reforzado este año es ACS. BlackRock ha elevado su participación desde el 5% hasta el 5,44%. Como en el caso de Repsol, es su mayor participación histórica en el grupo de construcción y de servicios, que ha empezado el año de forma dubitativa en el parqué. La gestora estadounidense apuesta por una reacción de la compañía presidida por Florentino Pérez.

Artículos relacionados