La eléc­trica de Ignacio Galán prevé al­canzar este año los 4.200 mi­llones de be­ne­fi­cios

Iberdrola gana 3.855 millones (+8%) y reparte un dividendo de 0,44 euros por título

EEUU y Brasil com­pensan la caída de re­sul­tados po­si­tivos re­gis­trada en España y Reino Unido.

Ignacio Sánchez Galan, Iberdrola
Ignacio Sánchez Galan, Iberdrola

Iberdrola ha lo­grado salvar un ejer­cicio 2021 lleno de zan­ca­di­llas en la em­presa y ha ob­te­nido unos be­ne­fi­cios de 3.855 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un cre­ci­miento de un 8%. Las in­ver­siones de la eléc­trica re­gis­traron un nivel re­cord de 9.940 mi­llones de eu­ros. Por su parte, la re­mu­ne­ra­ción al ac­cio­nista crece un 5% y se sitúa en un 0,44% por ac­ción. EEUU y Brasil han com­pen­sado la caída su­frida en España y Reino Unido.

“La aceleración de las inversiones nos permite crecer a un ritmo superior al previsto. Estos resultados reflejan el éxito de un modelo sostenible y nos animan a seguir trabajando hacia una economía baja en carbono”, ha declarado el presidente Ignacio Galán.

La compañía ha destinado más de 4.300 millones de euros de las inversiones realizadas a energías renovables. Este impulso ha permitido que el grupo instale 3.500 nuevos megavatios verdes en los últimos 12 meses y alcanzar los 38.000 megavatios de capacidad renovable en todo el mundo. Otros 4.400 millones de euros se han destinado a redes inteligentes, lo que supone un crecimiento del 23% respecto a igual periodo de 2020. De esta forma, la compañía cuenta ya con 33.000 millones de euros en activos regulados.

Estados Unidos, con 2.736 millones de euros, y España, con 2.386 millones, concentran más de la mitad de la inversión. Destaca igualmente su apuesta por Brasil donde ha destinado de 1.900 millones de euros. Gracias a las inversiones y a la expansión internacional, el beneficio neto ha crecido hasta los 3.885 millones de euros, lo que supone un aumento del 8% en 2021.

EEUU y Brasil compensan la caída de España y UK

El positivo aumento de los resultados registrados en Estados Unidos y en Brasil ha compensado el negativo comportamiento del negocio de generación y clientes en España y Reino Unido, afectado por los altos precios de la energía. Los resultados de 2021 y las perspectivas en el negocio renovable permiten a Iberdrola reafirmar sus previsiones de crecimiento para 2022, año en el que espera obtener un beneficio de entre 4.000 y 4.200 millones de euros.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) ha alcanzado los 12.006 millones de euros, con un aumento del 20% respecto a 2020. Con esta cifra, la compañía adelanta un año su estimación de beneficio bruto prevista para 2022.

El grupo eléctrico ha cerrado ya todas sus centrales de carbón en el mundo en respuesta a su decisión de sustituir instalaciones eléctricas emisoras de CO2 por energías limpias de última generación. Gracias a este compromiso y al aumento de las centrales renovables en el mix de generación, la eléctrica ha avanzado en el objetivo de convertirse en una compañía neutra en emisiones en 2030 en Europa.

Reparto de dividendo

El crecimiento en los resultados permite a Iberdrola repartir un dividendo a los accionistas de 0,44 euros por título, lo que supone un 5% más que en 2021. El consejo de administración propondrá en la próxima junta de accionistas la aprobación de un reparto de dividendo de 0,27 euros por acción, que se sumarán a los 0,17 euros abonados en febrero en concepto de dividendo a cuenta.

Artículos relacionados