TEJIDO INDUSTRIAL

Por te­rri­to­rios his­tó­ri­cos, Álava ha no­tado la mayor me­joría hasta enero de 2022

La producción industrial en Euskadi aumenta un 7% en enero pese a la pandemia

El mayor cre­ci­miento se ha re­fle­jado en ma­qui­naria y bienes de equipo, además de la energía

Industria
Industria

El País Vasco ha re­gis­trado una subida de un 7% en pro­duc­ción in­dus­trial el pa­sado mes de enero de 2022 en re­la­ción al mismo pe­ríodo de 2021. Una cifra que se une al dato de in­cre­mento en tasa in­ter­anual -es de­cir, en per­podo de pan­de­mia, de enero 2021 a 2022- que ha sido del 1,5%. Datos eco­nó­micos apor­tados desde el Eustat (el Instituto Vasco de Estadística) y que se han de­jado notar de forma sig­ni­fi­ca­tiva en los sec­tores de­di­cados a la ma­qui­na­ria, bienes de equipo y a la ener­gía.

El aumento de producción de bienes de equipo y maquinaria prueba que la base de la recuperacoópn económica es, antes de la guerra de Ucrania, muy sólida, pese a la pandemia. Dentro del sector industrial se concentra toda la producción y suministro de energía eléctrica, así como el refino de petróleo; ámbitos que en la evolución del índice de enero con respecto al mismo mes del año anterior han visto cómo esos indicadores han subido por encima del 14%.

En lo que respecta a los bienes de equipo y la maquinaria (donde se engloba una industria importante en Euskadi como es el caso de los vehículos de motor, además de los sectores de la construcción ferroviaria, aeronáutica y naval), el aumento se acerca a un 10% en relación a enero del año anterior.

Por sectores

Si se hace una aproximación a lo que ha sido la producción industrial de este año en cada sector, tal y como apuntan desde el Eurostat, en el caso de los bienes de consumo estos han experimentado en su conjunto un empuje de un 8,8% con una subida de cerca de un 11% si hablamos de bienes de consumo no duradero (como es el caso de la confección de prendas de vestir o la fabricación de productos de higiene) y un 0,9% en el caso de los denominados duraderos. Estos últimos hacen referencia a la fabricación de muebles y aparatos domésticos son, entre otras actividades industriales.

En lo que respecta a los bienes intermedios, como es el caso de las empresas dedicadas a la metalurgia, a la industria química o las relacionadas con productos metálicos o del plástico, la mejoría se ha notado en un 2,7% si se comparan datos de 2021. Precisamente, aunque el sector del plástico se engloba dentro de estos bienes intermedios que en general han subido, de forma más específica los ámbitos industriales del caucho y plásticos ha experimentado una caída del 4,5%.

Por último y haciendo un repaso a los tres territorios históricos, mientras en Álava la subida experimentada ha sido de un 8,9%, el caso de Vizcaya esto mismo se ha hecho notar con un incremento de un 8,4% y en Gipuzkoa. Por su parte, en Guipúzcoa, esa mejora ha sido menor, apenas de un 4,4%.

Artículos relacionados