El má­ximo eje­cu­tivo ex­plica en la junta el pro­yecto Geminis de es­ci­sión em­pre­sa­rial

Reynés (Naturgy) destaca la futura relevancia del gas en el nuevo mix energético

La ener­gé­tica re­par­tirá el pró­ximo 22 de marzo un di­vi­dendo com­ple­men­tario de 0,50 euros

Junta General de Naturgy 2022.
Junta General de Naturgy 2022.

El pre­si­dente de Naturgy, Francisco Reynés, ha des­ta­cado en la junta de ac­cio­nistas el papel pre­pon­de­rante que tendrá la com­pañía ante la trans­for­ma­ción ener­gé­tica que se está pro­du­ciendo y el cambio que su­frirá el mix de ge­ne­ra­ción. La apuesta por las re­no­va­bles, la eli­mi­na­ción del carbón y el cierre de las nu­cleares fa­ci­li­tarán esa re­le­vancia que, hasta ahora, no te­nían las cen­trales de gas. Reynés ha des­ta­cado igual­mente la pro­funda trans­for­ma­ción que han su­frido los mer­cados en los úl­timos seis me­ses.

Naturgy ha abierto el turno de las juntas de accionistas de las energéticas y, como tal, Reynés ha sido el primero en abrir fuego sobre la actual situación que vive el sector. “El escenario energético está cambiando día a día y en las últimas fechas han pasado demasiadas cosas”, ha anunciado Reynés en su discurso a los accionistas.

Cambio radical de los mercados

El máximo ejecutivo ha señalado que la evolución de los mercados ha provocado un cambio radical en la estabilidad de los mercados, tanto en el negocio eléctrico y gasista como en el petrolero. “El pool eléctrico ha tenido en este tiempo un comportamiento bastante abrupto, agrandado en las últimas fechas por la invasión de Rusia sobre Ucrania”, ha añadido.

Esta situación ha generado, en palabras de Reynés, “una escalada de precios sin precedentes en el sector” que ha hecho que, en muchos momentos, se haya multiplicado por cuatro los precios de la electricidad. “Esta escalada de precios no ha afectado únicamente a España, sino a toda Europa en similares términos, debido básicamente al elevado coste del gas”, ha subrayado.

La importancia de los ciclos combinados

Ante tales circunstancias y el cambio que se está produciendo en el actual mix energético, los ciclos combinados van a adquirir una relevancia muy destacada en el sistema de generación, ya que, según ha manifestado, las energías renovables no garantizan al 100% poder cubrir la demanda, debido a que no siempre sale el sol y sopla el viento. Por esa razón, “los ciclos combinados serán claves en el futuro”, ha comentado a los accionistas. “Las renovables no son predecibles, el carbón ha dejado de ser parte activa en el mix y, por ello, se necesitan los ciclos combinados”, ha añadido.

Además, ha recordado que, a partir de 2027, arrancará el calendario de cierre de las actuales centrales nucleares. La primera en cerrarse será Almaraz y la última será Trillo en 2035. A partir de esa fecha, 7.000 megavatios de potencia dejarán de aportar electricidad al sistema, lo que hace imprescindible el uso de las centrales de ciclo combinado. Actualmente, están construidos unos 26.000 megavatios que funcionan con gas.

Aparte de esta circunstancia, el presidente de Naturgy ha destacado que en 2021 se ha producido una recuperación de la demanda lo que ha permitido a la energética alcanzar las cifras antes de la pandemia. En el primer año del Covid, la compañía perdió 2.200 millones de euros por el deterioro de los activos. Esta situación de vuelta casi a la normalidad ha permitido contabilizar un Ebitda ordinario de 3.983 millones de euros y un resultado neto de 1.231 millones. Las inversiones ascendieron a 1.801 millones y la deuda descendió a 12.831 millones, frente a los 13.621 millones de 2020.

Las razones del proyecto Géminis

Reynés dedicó una parte de su discurso a explicar el proyecto Géminis, un proyecto diseñado por el equipo directivo y aprobado por todo el consejo de administración para afrontar la transición energética. El presidente de la compañía justificó la división de Naturgy en dos sociedades por varias razones fundamentales.

En primer lugar, la energética deberá afrontar un ciclo inversor que tiene que ver con la transición energética y que requiere de importante cambios en se estructura. Segundo, la compañía necesita reenfocar los modelos de gestión, simplificando los negocios para hacerlos más sencillos y ágiles. Tercero, “la crisis energética nos obliga a repensar el sistema para garantizar la seguridad de suministro y gozar de una generación más flexible e independiente”. Y cuarto, dotar a Naturgy de mayores sinergias para la integración de clientes.

De las dos sociedades que colgarán de Naturgy, en una de ellas se integrarán los negocios de infraestructuras regulados de distribución y, en la otra, la generación eléctrica además de las renovables y la comercialización.

Las dos filiales nacerán con una deuda aún por determinar aunque, según señaló Reynés, se intentará equilibrar la misma -actualmente asciende a 12.831 millones de euros-, para que las dos hermanas gemelas sufran el menor castigo en Bolsa, pues ambas cotizarán en el mercado. Los accionistas actuales tendrán en ambas sociedades el mismo número de acciones que las que poseen ahora.

Por tanto, ambas energéticas tendrán idéntica estructura accionarial que la actual en Naturgy. Es decir, CriteriaCaixa tendrá el 26,7% del capital en ambas sociedad, Rioja Acquisition (20,7%), GIP (20,6%), el fondo australiano IFM tendrá un 12,1%, la estatal argelina Sonatrach (4,1%) y el 15,8% estará en el mercado.

Uno de los compromisos importantes adquiridos por el consejo y el equipo directivo es que la operación no conllevará ningún tipo de despidos. Está prevista que en octubre próximo se celebre una junta extraordinaria para dar luz verde al proyecto Géminis. Aunque, según admitió Reynés, el calendario está sujeto a las condiciones del mercado, las autorizaciones que deben producirse y las incertidumbre actuales.

Pago de dividendo complementario

La junta ha autorizado el pago de un dividendo de 1,20 euros a cargo de los resultados de 2021. En agosto y noviembre, se realizaron dos pagos a cuenta de 0,70 euros y, a partir del 22 de marzo, se abonará un dividendo complementario de 0,50 euros.

La junta de accionistas ha ratificado la decisión del consejo de administración de adaptar sus órganos de gobierno a la nueva estructura accionarial tras la OPA lanzada por el fondo australiano IFM. Tras la renuncia de dos consejeros independientes, la cifra de consejeros se mantiene en 12 miembros pero con el reparto siguiente: el primer accionista Naturgy -posee un 27% del capital-, pasa de dos a tres consejeros, designando a Ramón Adell nuevo consejero dominical.

Por otro lado, Jaime Siles Fernández-Palacios ha sido nombrado consejero en representación de IFM, con un 12% del capital. Los fondos CVC y GIP, con un 21% cada uno, mantendrán dos consejeros, cada uno.

Artículos relacionados