ENERGÍA

Nuevo ciclo de renovables ante la necesaria independencia energética

Los Gobiernos for­zados a pro­mover y au­to­rizar más in­ver­siones ener­gé­ticas ante los pre­cios de los com­bus­ti­bles fó­siles

Renovables
Renovables

La in­va­sión de Ucrania por parte de Rusia ha pro­vo­cado un re­no­vado in­terés de los in­ver­sores por la energía lim­pia. El temor a un co­lapso y un in­cre­mento de los pre­cios de los com­bus­ti­bles fó­siles ha ele­vado las ex­pec­ta­tivas de nuevas in­ver­siones en el sector ener­gé­tico verde en Europa y en España en par­ti­cu­lar. En los pa­tios de ope­ra­ciones se está em­pe­zando a es­pe­cular con un no­table im­pulso de las in­ver­siones por parte de las ad­mi­nis­tra­ciones pú­blicas con el fin de lo­grar cuanto antes la in­de­pen­dencia ener­gé­tica de Europa.

Esta percepción habría rebajado las preocupaciones respecto a la subida de los precios de la electricidad y las incertidumbres sobre una mayor regulación del sector que amenazaban con la paralización de una infinidad de proyectos que se ante el riesgo de tener que vender a pérdidas.

En los últimos meses, las asociaciones empresariales han estado mostrando una profunda preocupación por las medidas adoptadas por el Gobierno para contener los precios de la tarifa eléctrica y la impredecible evolución de los precios al estar vinculados a un mercado de gas con poca liquidez y muy volátil.

Situación que venía castigando duramente la cotización de las empresas de energía renovable en el mercado español.

Todo ello, sin embargo, podría cambiar después de que la guerra en Ucrania haya acentuado la necesidad de lograr una Unión Europea energéticamente independiente, lo cual permite presuponer en un aumento de las inversiones en renovables.

Solaria, Audax y Grenergy serían las compañías del mercado español que mejor estarían recogiendo este cambio de percepción. El trío de sociedad ha recuperado más de un 20% desde el inicio de los combates en Ucrania, situando su cotización de nuevo en línea con los niveles de principios de año.

En todos los casos han logrado romper la dinámica bajista y estarían en disposición de volver pronto a terreno positivo en el que hasta ahora en este año solo se ha movido Ecoener, con un tímido avance anual de poco más del 5%.

Las grandes empresas del sector, por su parte, parecen haberse quedado al margen de esta mejor percepción. Iberdrola mantiene una caída del 7,5% en el acumulado del ejercicio mientras Acciona Energía sigue bajo presión y mantiene una caída anual en Bolsa cercana al 14%.

Artículos relacionados