ENERGÍA-BOLSA

El sector energético se pone en guardia ante las medidas para limitar el precio

Un in­forme de ana­listas con­si­dera que Iberdrola y Acciona serán las em­presas más be­ne­fi­ciadas

Distribución eléctrica.
Distribución eléctrica.

Las me­didas puestas en marcha por el Gobierno para mi­tigar la fac­tura de la energía des­piertan ciertas sus­pi­ca­cias en el sector eléc­trico, ago­tado de ser con­si­de­rado el gran res­pon­sable de estas subidas. Tras re­co­nocer que la re­baja de im­puestos apli­cada el pa­sado mes de no­viembre no son su­fi­cientes para re­ducir los costes a fa­mi­lias y em­pre­sas, el Ejecutivo en­saya de nuevo con un vo­lun­ta­rioso plan para mi­tigar la pre­sión al­cista sobre los pre­cios de la ener­gía.

Unas medidas que amenazan con generar un fuerte impacto en las cuentas del sector. Solo aquellas con una mayor diversificación geográfica y una mayor exposición a renovables, señala Bankinter en su último informe sobre el sector, serán capaces de capear mejor el temporal. En este grupo, la firma incluye a Iberdrola y Acciona Renovables.

Beneficios caídos del cielo

Las medidas van encaminadas a reducir los tres componentes principales de la factura eléctrica. El primero de ellos el coste de la energía mediante la minoración de lo que llaman los “beneficios caídos del cielo” derivados del actual sistema de fijación de precios.

El segundo punto clave serán los peajes, con el anticipo de la rentabilidad garantizada y subvenciones a la industria electrointensiva. La industria se verá beneficiada por una rebaja de los peajes eléctricos del 80% y por un incremento de las compensaciones de los derechos de emisión de CO2. Estas dos medidas supondrán un ahorro total cercano a los 500 millones de euros.

Y, por último, la carga fiscal, con la ampliación de la reducción del IVA al 10% y la suspensión del impuesto a la generación.

Todos estos costes, sin embargo, serán compartidos entre los contribuyentes, vía subvenciones o ayudas fiscales, y las empresas eléctricas.

Entre otras cosas el Gobierno ha modificado el mecanismo para reducir los llamados 'beneficios caídos del cielo' de las eléctricas para incluir a los contratos bilaterales firmados a un precio superior a los 67 euros/MWh, cuando anteriormente estaban exentos de ese recorte.

Por otro lado, el Ejecutivo también ha introducido medidas para acelerar la tramitación administrativa de los proyectos de renovables, lo que favorecerá a aquellos de hasta 75 MW de eólica y 150 MW de fotovoltaica.

Al respecto, aquellas empresas con una mayor parte de la producción ligada a energías limpias se verán forzadas a reducir su dependencia del gas de Rusia, algo que a la larga será beneficioso para ellas.

**Más de 16.000 millones de euros **

El plan para implementar todas estas medidas en respuesta a la crisis generada por la guerra estará dotado con 16.000 millones de euros. El plan durará hasta el 30 de junio y tendrá un impacto de unos 6.000 millones de euros "en ayudas directas y rebajas de impuestos", y de otros 10.000 millones en créditos ICO para "amortiguar el impacto de la crisis sobre las familias y las empresas".

Una de las más destacadas, además de las rebajas en la electricidad, es la bonificación mínima de 20 céntimos por cada litro de combustible hasta el 30 de junio para todos los ciudadanos. Una decisión que ha generado una fuerte polémica pues los distribuidores deberán adelantar este importe.

Además, hecha la ley, echa la trampa. Para compensar esta mayor presión muchas gasolineras habrían estado implementando subidas de precios de entre cinco y diez céntimos en sus carburantes para después rebajarlos.

Por otra parte, tanto España como Portugal, deberán buscar una fórmula conjunta para desligar el gas del precio de la electricidad para presentarlo a la Comisión Europea una vez que Bruselas aceptara la 'excepción Ibérica' para poder tomar medidas que limiten el alto precio de la electricidad que pagan los consumidores españoles y portugueses.

Precisamente, el tope al precio del gas ha generado discrepancias entre los dos partidos del Gobierno. Por ello habrá esperar a las próximas semanas para conocer la cifra definitiva. De momento, Portugal ya ha advertido de que es "demasiado pronto" para precisar el tope y que también retrasará su publicación hasta que el país haya formado un nuevo Gobierno.

El impacto en las empresas del Ibex será limitado

Los analistas de Renta 4 consideran que el impacto para las grandes empresas del Ibex será limitado gracias a que prácticamente la totalidad de sus producciones están vendidas previamente. Sin embargo, creen que es necesario esperar a conocer un mayor detalle. en principio teme que se pueda generar cierto déficit de tarifa, lo cual podría tener cierto impacto en la generación de caja prevista de los próximos años,

En este sentido, las compañías que podrían verse más afectadas son aquellas cuyas producciones tengan una alta exposición al mercado mayorista, provocando una previsible revisión de las estimaciones de ingresos para este año, si bien consideramos que niveles de 67-70 eur/MWh siguen siendo precio elevados y aunque no vayan a obtener unos ingresos tan elevados, seguirán generando unos retornos muy atractivos.

Artículos relacionados