JUNTA GENERAL

Ana Botín con­firma el ob­je­tivo de ren­ta­bi­lidad en Europa y elevar aún más en América

Santander muestra una actividad de negocio muy sólida en el primer trimestre

La junta ge­neral re­afirma ob­je­ti­vos, man­tiene di­vi­dendos y con­so­lida es­tra­tegia

Ana Botin, Santander-
Ana Botin, Santander-

La apro­ba­ción de un di­vi­dendo com­ple­men­tario a cuenta de 2021 ha sido uno de los prin­ci­pales puntos a tratar en la junta ge­neral de ac­cio­nistas ce­le­brada este viernes por el Banco de Santander en su sede cor­po­ra­tiva de Boadilla del Monte. La en­tidad pre­si­dida por Ana Botín ha re­afir­mado sus ob­je­tivos fi­nan­cieros para este ejer­cicio gra­cias a la só­lida base de cre­ci­miento de su mo­delo de ne­gocio y su di­ver­si­fi­ca­ción.

Una solidez de la actividad de negocio que se ha confirmado en este primer trimestre con la concesión de nuevos créditos en niveles de prepandemia.

En este sentido, Ana Botín, ha confirmado ante sus accionistas que la “entidad espera mantener una alta rentabilidad en América y mejorar la rentabilidad en Europa”. Como consecuencia y apoyado en el consenso económico actual, la entidad ha reiterado sus objetivos financieros de 2022 anunciados en febrero.

Entre ellos destaca un crecimiento de los ingresos de alrededor del 5% en euros constantes, una ratio de eficiencia del 45%, un retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario por encima del 13% y una ratio de capital CET1 fully loaded del 12%. La entidad también prevé un crecimiento del BPA y en la suma del valor neto contable (TNAV) por acción más el dividendo por acción.

La consecución de estas cifras vendrá marcada por la diversificación de la entidad que ha demostrado ser una ventaja competitiva durante la crisis financiera de 2008, durante la crisis de deuda soberana de 2011 y durante la pandemia, y explica por qué Santander siempre ha sido uno de los bancos más resilientes en los test de estrés. Así lo refleja su beneficio por acción (BPA), uno de los menos volátiles entre sus comparables en los últimos 20 años.

Una fortaleza que se está manteniendo en el arranque de este nuevo año, a pesar de las difíciles condiciones actuales. En el primer trimestre de 2022, apunta Botín, “la actividad comercial se ha mantenido fuerte, con ingresos en línea con el último trimestre y un crecimiento interanual de la nueva producción de créditos estimado en el 8%, a niveles prepandemia. Junto a ello, en este primer trimestre la eficiencia y el coste del crédito se mantuvieron en línea con lo previsto, el RoTE ordinario por encima del 13% y nuestra ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ en el 12%”.

Dividendo complementario

La junta general de accionistas de Banco Santander ha aprobado el reparto de un dividendo complementario en efectivo de 5,15 céntimos de euro por acción, pagadero a partir del 2 de mayo de 2022. Junto con el primer dividendo, pagado en noviembre de 2021, el dividendo en efectivo total con cargo a los resultados de 2021 se sitúa en 10 céntimos de euro. Incluidas las recompras de acciones, la retribución total a los accionistas con cargo a 2021 será de unos 3.400 millones de euros, lo que equivale a una rentabilidad por dividendo del 7,1%.

Botín ha confirmado que el banco mantendrá su objetivo de remunerar al accionista con el equivalente al 40% del beneficio ordinario. La presidenta de la entidad también ha reiterado los objetivos del banco a medio plazo: un retorno sobre el capital tangible ordinario de en torno al 15% y una ratio de eficiencia de aproximadamente el 40%, al tiempo que mantiene una ratio CET1 fully loaded del 12%.

Una junta que ha sido todo un éxito al participar el 68,7% de los accionistas con derecho a voto, lo cual representa un nuevo récord.

Los accionistas también han dado el visto bueno a las cuentas anuales del ejercicio 2021, cuando el grupo obtuvo un beneficio ordinario antes de impuestos de 15.260 millones de euros, el más alto de la historia del banco, y un beneficio atribuido de 8.124 millones de euros.

Igualmente, se ha aprobado la autorización al consejo para que pueda reducir el capital social en circulación del grupo hasta un 10% mediante la compra y posterior amortización de acciones en el marco de futuros programas de recompra de acciones. Cualquier futuro programa de recompra de acciones está sujeto a decisiones internas y aprobaciones regulatorias.

Por último, han votado a favor del nombramiento de Germán de la Fuente como consejero independiente, así como la renovación de José Antonio Álvarez, consejero delegado; Belén Romana y Henrique de Castro, consejeros externos independientes, y de Luis Isasi y Sergio Rial, como consejeros externos.

Nula exposición a Rusia y Ucrania

La entidad ha puesto además de manifiesto que no tiene presencia en Rusia ni Ucrania ni apenas exposición crediticia directa (80 millones de euros en total). En cualquier caso, el Santander ha mostrado su solidaridad y apoyo para que el conflicto acabe cuanto antes y para ello ha tomado medidas para ayudar en la crisis humanitaria.

Sobre esto, Botín ha apuntado que “ahora es el momento de ayudar. Estoy especialmente orgullosa del corredor humanitario que hemos organizado para el traslado de refugiados desde Polonia hasta España en colaboración con el gobierno español, que ha permitido a 180 personas llegar con seguridad a España, así como de la utilización del edificio del Solaruco, en nuestra sede de Boadilla del Monte, para alojar temporalmente a niños ucranianos con cáncer y sus familias”.

--

Artículos relacionados