BOLSA

Merlin, cambio de ciclo

El desa­rrollo or­gá­nico será el prin­cipal ob­je­tivo de Merlin Propertis du­rante los cinco pró­ximos años tal. Un cambio de ciclo que la so­cimi ha des­ta­cado en la pre­sen­ta­ción rea­li­zada en su “Capital Markets Day” ce­le­brado la se­mana pa­sada.

El grupo cierra así una etapa más intensiva en operaciones corporativas, culminada con la desinversión en la histórica cartera de oficinas de BBVA (Tree) y da comienzo a un período centrado en el crecimiento orgánico y en el desarrollo de activos propios.

Para ello, el plan presentado por Merlin Properties recoge la inversión de 942 millones de euros (596 millones para Centros de Datos y 346 millones para Logístico) con el fin de impulsar su desarrollo orgánico de activos durante el próximo lustro con el objetivo de alcanzar una rentabilidad sobre coste del 9,8%.

La socimi confía en obtener unas rentas brutas derivadas de estos desarrollos de 110 millones de euros anuales (75 millones de Centros de Datos y 35 millones de Logístico), contrarrestando de este modo los 84 millones de pérdidas a corto plazo por la desinversión de la cartera de Tree (se prevé el cierre de la operación a finales del primer semestre del año). Gracias a dicha desinversión, la compañía contará con 970 millones para financiar su crecimiento o reducir deuda.

Tras la presentación de su plan de negocio y actualización de cifras y teniendo en cuenta la reciente desinversión de la cartera de oficinas de BBVA, los analistas de Renta 4 han revisado al alza sus estimaciones. La firma ha elevado de este modo su valoración de precio objetivo de 12,6 a 13,10 euros por acción, por lo que han reiterado su recomendación de comprar.

Los expertos del banco de inversión consideran que, en el entorno actual, Merlin Properties “supone una clara oportunidad de inversión”. Además de su liderazgo y diversificación en el sector inmobiliario español, destacan su atractiva rentabilidad por dividendo. Del orden de un 10% estimado en 2022, incluyendo el dividendo extraordinario derivado de la desinversión de la cartera de Tree.

A ello se suma que la compañía se verá beneficiada a corto plazo por la coyuntura de inflación, toda vez que cuenta con claros catalizadores a medio y largo plazo.

Las acciones de Merlin cotizan ligeramente por debajo de los 11 euros por acción en la actualidad tras acumular una revalorización anual del 12% en el año con un perfil técnico netamente alcista.

Artículos relacionados