RESULTADOS 1-T

Impulsada por el precio del Brent, que al­canzó los 102,2 dó­lares frente a los 61 dó­lares un año antes

Repsol dispara su beneficio a 1.392 millones a marzo, el doble que en 2021

La ener­gé­tica pro­pone una me­jora del di­vi­dendo en efec­tivo del 5%, hasta los 0,63 euros por tí­tulo

Jon Imaz y Antonio Brufau, Repsol.
Jon Imaz y Antonio Brufau, Repsol.

Repsol ha ba­tido ré­cord de be­ne­fi­cios tras haber ga­nado 1.392 mi­llones de euros en el primer tri­mestre del año frente a los 644 mi­llo­nes, el doble de la cifra re­gis­trada en 2021 gra­cias a la subida del precio del crudo. El re­sul­tado neto que mide el desem­peño de los ne­go­cios se situó en 1.056 mi­llones de los que un 69% pro­vienen del área de ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción.

Esta subida de los hidrocarburos, que tocaron máximos, no se registraba desde 2008, lo que ha influido notablemente en los resultados de la compañía.

“Estos resultados demuestran la fortaleza de nuestro modelo de negocio integrado y la acertada senda de nuestro Plan Estratégico”, ha declarado el consejero delegado, Josu Jon Imaz, y ha añadido: “en 2022, vamos a continuar avanzando en nuestra transformación y en nuestros objetivos de descarbonización, aportando valor a nuestros accionistas demostrando responsabilidad a la hora de suministrar electricidad a los clientes”.

La espectacular subida del crudo se debió en una gran parte a la guerra de Ucrania por parte de Rusia, que ha provocado que el petróleo Brent del Mar del Norte haya alcanzado una media de 102,2 dólares el barril, frente a los 61 dólares de igual periodo de 2021. El precio del gas Henry Hub se pagó a una media de 5 dólares por MBtu, cerca del doble de hace un año, cuando cotizaba a 2,7 dólares.

El flujo de caja operativo se situó en 1.091 millones de euros, por encima también de los datos registrados en el primer trimestre de 2021. Excluyendo el fondo de maniobra, esta cifra se dispara hasta los 3.064 millones, un notable incremento (+1.437 millones), respecto a la cifra comparable de igual periodo del año anterior.

Respecto a la deuda neta, se situó en 5.900 millones de euros frente a los 5.762 millones del pasado año. Por su parte, la liquidez alcanzó los 9.823 millones suficiente para cubrir 3,5 veces los vencimientos de deuda a corto plazo, por encima de las 2,95 veces de final de diciembre.

Mejora del dividendo

La fuerte generación de caja se ha visto reflejada desde el pasado ejercicio en una mejora de la retribución a los accionistas, que el pasado 11 de diciembre recibieron un dividendo bruto de 0,30 euros por título. Adicionalmente, el consejo de administración ha propuesto a la junta de accionistas que se celebra el próximo 6 de mayo una mejora del dividendo en efectivo del 5%, hasta los 0,63 euros por acción.

Por áreas de negocio, la actividad de exploración y producción obtuvo un resultado de 731 millones, frente a los 327 millones del pasado ejercicio. La petrolera logró una subida del 69,2% en el caso del precio de realización del crudo y del 120,6% en el caso del gas.

La venta de activos baja la producción

La producción neta del primer trimestre ascendió a 558.500 barriles equivalentes de petróleo, inferior a la del mismo periodo de 2021, tras la venta de activos en Malasia, Rusia, Ecuador, Vietnam. Noruega y Argelia y el cese de la producción en España. Este descenso ha sido compensado en parte con la compra de activos en EEUU.

El resultado del área industrial avanzó hasta los 236 millones, frente a los 73 millones contabilizados en 2021. Según la petrolera, el negocio del refino fue fundamental para lograr este incremento. También contribuyó notablemente el negocio del trading, mientras que el entorno internacional perjudicó al área de química.

Respecto al negocio comercial y de renovables, obtuvo un resultado de 117 millones de euros, cifra ligeramente por encima de los 101 millones contabilizados el pasado año, periodo en el que se vio afectado por las restricciones a la movilidad derivadas de la crisis sanitaria y los efectos de la tormenta Filomena. Los mayores precios de la electricidad y el gas disminuyeron el resultado del negocio de comercialización minorista de estas energías.

En el ámbito de la movilidad, Repsol reforzó su compromiso con los clientes en los primeros meses de 2022, estableciendo descuentos en sus estaciones de servicio ante la subida de precios de carburantes provocada por la invasión de Ucrania. Estas rebajas, que comenzaron el pasado 16 de marzo, van más allá de la bonificación del Estado con una rebaja total que alcanza para los usuarios de la aplicación Waylet y clientes profesionales de Solred de un mínimo de 30 céntimos por litro de combustible.

Artículos relacionados