Manuel Manrique: “Eliminados los riesgos del pa­sado es el mo­mento de dar un paso ade­lante”

Sacyr: una nueva época de compras con una revisión al alza de su plan estratégico

Con unos ac­tivos en con­ce­sión de 2.800 mi­llo­nes, busca más pro­ta­go­nismo en el mer­cado

Manuel Manrique, JGA Sacyr.
Manuel Manrique, JGA 22 Sacyr.

El pre­si­dente de Sacyr, Manuel Manrique, ha ofre­cido este jueves a sus ac­cio­nistas un men­saje de claro op­ti­mismo sobre la marcha y el fu­turo es­tra­té­gico de la con­ce­sio­naria de in­fra­es­truc­turas es­pañola, que la com­pañía de ser­vi­cios tiene pre­visto re­visar “en los pró­ximos me­ses” ha­bida cuenta de la buena evo­lu­ción del Plan Estratégico 2021-2025, de­no­mi­nado ‘Proyecto para el fu­turo’ puesto en marcha el año pa­sado.

El objetivo a 2025, según el Plan en vigor, es alcanzar los 1.200 millones de Ebitda, que según expresó el presidente “vamos en la línea adecuada y creo que seremos capaces de superarla”. Los resultados del pasado año muestran una cifra de negocio de 4.675 millones de euros, equivalentes a una mejora del 3% respecto al año anterior.

Las cuentas de 2021 reflejan un beneficio atribuido de 111 millones de euros que representan un crecimiento del 23% (objetivo estratégico a 2025: 200 millones), con una rentabilidad por dividendo superior al 4,5%.

La Junta General, celebrada este jueves en Madrid, autorizó al consejo para ejecutar dos ampliaciones de capital por un importe nominal máximo de 18 millones de euros, necesarias para el pago del dividendo anual en forma de scrip dividend (pago en acciones, fiscalmente más beneficioso que el pago en metálico). En 2021, la rentabilidad del dividendo fue del 4,6%, una cifra similar al objetivo para los próximos años.

Reducción de deuda

Sacyr ha cumplido con el compromiso con el mercado de reducir su deuda con recurso”, según Manrique. En 2021 la deuda con recurso de Sacyr bajó el 19% hasta situarse en los 681 millones. El presidente mantiene el objetivo de reducir cada año un punto porcentual esta cifra hasta situarla “en el mínimo”.

La evolución de la contratación es otro punto destacado de las cuentas presentadas, ya que el año pasado creció en 11.000 millones hasta situarse en los 45.938 millones de euros (+17%) que garantizan 28 meses de actividad de la empresa y cuyo 50% 80% corresponde a activos concesionales.

Tal como destacó su presidente, Sacyr ha conseguido sus primeros proyectos en Canada, incrementado la cartera en EEUU y Chile y obtenido adjudicaciones como el nuevo aeropuerto en Lima y varios proyectos en Italia.

Un ejercicio, pues, que para Manrique, “se ha cerrado con éxito en la parte económica gracias a la fortaleza de nuestras concesiones con bajo riesgo de demanda y nuestra capacidad de mantener un nivel de actividad alto y seguro”. Con este plan estratégico y esta valoración, “iniciamos una nueva era en Sacyr sustentada por un contexto en el que se ha puesto de manifiesto el atractivo de los negocios concesionales con activos de alto valor y muy resilientes como los que tiene” la empresa.

Por líneas de negocio, el eje concesional de la compañía aporta un volumen de negocio de 1.475 millones (+7%) y un Ebitda de 504 millones que crece el 38% para representar el 83% del Ebitda total de Sacyr en 2021. En este sentido, el presidente de Sacyr destacó dos proyectos: la autopista Ruta 25 Pasto-Rumichaca en Colombia y los áranos puestos en servicio de la autopista paraguaya Rutas del Este. Una empresa de concesiones

La cartera en concesiones prevé unos ingresos futuros de 36.530 millones de euros, con un incremento del 18%. El negocio de infraestructuras arroja unos ingresos de 2.649 millones (+1%), con un Ebitda que crece el 18% hasta los 342 millones y una cartera de 6.280 millones de euros (el 12%), muestra de la buena marcha contrastadora de la compañía.

En Servicios, 2021 se ha cerrado con una cifra de negocio de 1.017 millones (+2%), un Ebitda sede 101 millones (+14%) y una cartera que crece el 17% hasta los 3,218 millones. En este área destacan los diversos contratos de agua conseguidos, el de limpieza viaria en Madrid y el de recogidas de RSU en Barcelona.

Análisis de la situación

Tras hacer un repaso a la situación económica actual claramente afectada por los efectos del Covid y de la guerra en Ucrania, la inflación, los problemas de suministro “e incluso, dijo, con problemas de abastecimiento”, el presidente de Sacyr apeló a los diferentes Gobiernos: “Deben tomar medidas más enérgicas de compensación de esas variables tan relevantes en los contratos de construcción pública si no quieren que la actividad económica se vea afectada”.

Uno de los proyectos más ambiciosos de esa nueva estrategia es el llamado ‘Plan Sacyr Sostenible’ que, en 2021 se ha saldo con financiación por valor de 473 millones de euros que han contado con calificación ambiental y social en España y Colombia. Además, la inversión medioambiental creció el 37% el año pasado y supera ya los 46 millones de euros.

Revisión de la estrategia

En 2021, Sacyr ha dado “importantes pasos para cumplir y superar los objetivos estratégicos”. Vistos los buenos resultados que la nueva estrategia aporta ya a la compañía, Sacyr se prepara para revisar su plan estratégico “en los próximos meses”, según anunció Manrique. “Estamos listos para reforzar nuestro balance con nuevos activos de concesiones que nos proporcionen más solidez financiera y una posición de referencia en el mercado”, dijo.

Tras advertir que buscarán las fórmulas más adecuadas que impulsen este crecimiento, advirtió que ”estamos muy atentos a todas las oportunidades”, y lo harán “con independencia y un protagonismo creciente en el mercado”.

“La estrategia de Sacyr es la adecuada más en este momento histórico”, aseguró. Y expresó ante sus accionistas su convicción de que “el valor de la compañía ya ha empezado su camino para ser reconocido. Estoy totalmente seguro que podremos superar los objetivos. Somos más relevantes, más protagonistas y lo vamos a ser más aún (…) Seguiremos cumpliendo todos los desafíos que se vayan presentando y juntos haremos una empresa más innovadora, más comprometida, más sostenible y mucho más rentable”.

Mejor reflejo bursátil del valor

Manuel Manrique se ha marcado con objetivo reducir la diferencia entre la capitalización bursátil actual y la valoración que hace la propia compañía de su negocio. El presidente de Sacyr explicó que la empresa valora su negocio concesional en 2.800 millones, cifra que llegará a los 3.700 millones en 2025, “aún sin incorporar ningún activo más”.

Dicha valoración se ha realizado sobre la base de los los flujos de caja futuros de las concesiones lo que, en palabras del máximo responsable de la compañía, “confirma alto potencial de revalorización de las acciones”.

En términos de gestión, la Junta ratificó también la reelección como consejeros de María Jesús de Jaén Beltrá (independiente); Demetrio Carceller Arce (dominical); Juan María Aguirre Gonzalo (independiente); Augusto Delkáder Teig (independiente) y José Joaquín Güell Ampuero (independiente).

Con ello, de los 13 puestos del Consejo, cinco son dominicales; seis, independientes; uno, externo y otro, ejecutivo, por lo que la mayoría no representa ni a los accionistas principales ni al equipo gestor tal como dictan las normas y recomendaciones de Buen Gobierno en vigor.

Repsol y nuevo laudo para el Canal de Panamá

A preguntas de los accionistas, Manuel Manrique señaló que Sacyr mantiene una participación del 3% en Repsol y recordó que, en 2016 y 2017, “para protegernos de las minusvalías, la empresa suscribió unos derivados para tener un mínimo precio garantizado en el futuro: "esos derivados han vencido en 2021 y hemos pasado del 8% al 3% que irán venciendo de uno en uno por ciento en 2023 y 2024".

Respecto a la batalla judicial sobre los sobrecostes del Canal de Panamá, el presidente de Sacyr destacó con contundencia que esta obra “única” está en perfecto estado de servicio desde 2016 cuando fue inaugurada. Añadió que “el Canal lleva seis años con un tráfico de buques increíblemente alto y problemas cero”. “En 2021 y lo que va de 2022, hemos tenido noticias agradables, la primera que el consorcio ha recibido el certificado de final de obra, lo que ha permitido que las empresas que componen dicho consorcio que construyó la ampliación del Canal, que nos ha liberado 200 millones de garantías".

Otro hecho importante es un laudo que reconoce que la autoridad del Canal y el Gobierno de Panamá están unidos y , según explicó Manrique: "esto es bueno para un laudo que vamos a iniciar de acuerdo con el Acuerdo de Protección y Promoción reciproca de inversiones entre Panamá y España”.

En marzo pasado acabó la vista referente a las compuertas. Y, añadió: “Esperamos tener el resulto en unos meses.; nos quedan 3.040 millones de dólares que tienen que fallar los laudos más el ROI (unos 500 millones) y ésto -concluyó- "sin contar el nuevo laudo que pondremos al Gobierno panameño en virtud de ese acuerdo de protección de inversiones".

Artículos relacionados