Imaz (Repsol) pide abordar la transición con "humildad" en Europa, sin "demonizar" a ninguna energía

Josu Imaz, Repsol.
Josu Imaz, Repsol.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha pedido abordar la transición energética con "humildad" en Europa y dejar que todas las tecnologías "trabajen", sin "demonizar" a ninguna de las energías.

En su participación en la jornada 'WakeUp, Spain! organizada por 'El Español', Imaz insistió en afrontar con "un poco de humildad" la transición cuando se diseña el horizonte a "2030 o 2040" y dejar que la competencia "trabaje para alcanzar las medidas más eficientes".

A este respecto, llamó a considerar que ha sido "un error" en el Viejo Continente renunciar a la exploración y producción de gas natural, como demuestra la actual coyuntura provocada por la crisis en Ucrania. "Hay que aprovechar todas las fuentes endógenas que tenemos en Europa", dijo.

En este sentido, estimó la necesidad de adaptar la transición energética a "los intereses estratégicos" del país ya que, en su opinión, decisiones como la de prohibir el motor de combustión son "un grave error", afirmó, advirtiendo de que dentro de 30 o 40 años se seguirá necesitando el petróleo.

JUSTIFICA LA INTERVENCIÓN DEL MERCADO REGULADO ELÉCTRICO. Por otra parte, el consejero delegado de Repsol justificó que en situaciones "excepcionales", como la actual, se pueda intervenir el mercado regulado de la electricidad, como la propuesta para limitar a 30 euros por megavatio (MWh) el precio máximo del gas para las centrales de generación eléctrica en España y Portugal.

Imaz, desde la "humildad" de un operador eléctrico "pequeño", consideró que en los mercados regulados "una cierta intervención de forma temporal puede tener sentido en circunstancias excepcionales".

A este respecto, señaló que "muchos" de los proyectos de Repsol en operación ya, principalmente eólicos y solares, tienen una rentabilidad "muy buena" a precios de 60 o 65 euros por megavatio hora (MWh), por lo que "no necesitan 150, 180 o 200 euros/MWh".

De todas maneras, reconoció que la intervención en el mercado "tiene complejidad técnica y hay que hacerlo muy bien". "Con mucha finura técnica y diálogo con el sector, pero de forma temporal", dijo.

MEDIDAS NECESARIAS PARA BAJAR EL PRECIO DE LOS CARBURANTES En lo que respecta a las medidas adoptadas por el Gobierno para el sector petrolero debido a la crisis provocada por la invasión de Rusia a Ucrania, con una rebaja de 20 céntimos por litro para los consumidores -sufragados en 15 céntimos por el erario público y los cinco restantes por Repsol, Cepsa y BP-, Imaz señaló que han nacido del "diálogo franco y sincero" con el Ejecutivo, surgiendo unas medidas que consideró "necesarias y basadas en el respeto a la libre competencia".

"Son medidas transitorias con un fin temporal y que respetan absolutamente el principio de seguridad jurídica, y las empresas hemos entendido que es el momento de hacer un esfuerzo adicional con la sociedad española y minimizar los márgenes, convencidos de que es el momento de que todos demos el do de pecho", dijo.

Asimismo, Imaz defendió que España es un país "confiable" para los inversores, con "seguridad jurídica, personas, talento, capacidad tecnológica e industrial".

CEPSA VE EL HIDRÓGENO VERDE "UNA OPORTUNIDAD ÚNICA" PARA ESPAÑA. Por otra parte, el consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, subrayó que España tiene "una oportunidad única" con el hidrógeno verde para mejorar el poder económico del país de manera exponencial a largo plazo.

Wetselaar indicó que el hidrógeno verde, tecnología cuyo desarrollo pasa por la posibilidad de ser escalado, puede permitir a España convertirse en exportador de energía.

Además, el directivo puso en valor a España como "uno de los líderes europeos" en transición energética y afirmó la necesidad "aprovechar las oportunidades que surjan y construir así un futuro a largo plazo".

Asimismo, el consejero delegado de Cepsa también advirtió de lo "peligroso" que puede ser la estrategia de los gobiernos de tratar de cambiar la oferta energética, a pesar de no haber un cambio en la demanda de los consumidores en el corto plazo, lo que puede llevar a ver precios "volátiles" en la próxima década.

GONZALO AIZPIRI (ENAGÁS) DEFIENDE REFORZAR LAS INTERCONEXIONES. Mientras, el consejero delegado de Enagás, Arturo Gonzalo Aizpiri, defendió que si Europa se marca el objetivo de dejar su dependencia del gas natural de Rusia, dejando de consumir unos 160 bcm de gas ruso, deberá acudir "a todos los recursos disponibles" y reforzar sus interconexiones.

En este sentido, subrayó que España figura en una situación "más confortable" que otros países en términos de seguridad energética y que cuenta con la posibilidad de poner su capacidad para "ayudar a otros países europeos" que están en una situación más complicada.

Asimismo, señaló que España, con la capacidad de sus plantas de regasificación, puede jugar un papel "muy relevante" para reforzar la seguridad energética de Europa.

Artículos relacionados