Los in­ver­sores se toman un tiempo para re­eva­luar las ex­pec­ta­tivas en el sector

Los ‘hedge funds’ reaparecen en la banca, que ya ha cotizado lo mejor en bolsa

Los ba­jistas hacen es­car­ceos en todas las en­ti­da­des, con Banco Sabadell al frente

Presentación resultados Sabadell.
Presentación resultados Sabadell.

Ya están aquí. Tras mu­chos meses de tre­gua, la más larga desde la gran crisis de 2008, los in­ver­sores ba­jistas están de vuelta en la banca es­pañola. Se trata de un re­torno suave, pau­la­tino y sin ex­ce­sos. Lo más lla­ma­tivo es la po­si­ción corta del 0,55% que Citadel ha aflo­rado en Banco Sabadell y que se con­vierte en la punta de lanza de la que puede ser una nueva etapa en el sector fi­nan­ciero, que se va a ver so­me­tido a un mar­caje mucho más se­vero por parte de los ‘hedge fund’.

La del fondo que lidera Kenneth Griffin es la primera significativa del año -por encima del 0,5%- en el banco que comanda César González-Bueno, que es el segundo mejor banco del ejercicio en bolsa sólo por detrás de CaixaBank. Pero hay mucho más mar de fondo. Según fuentes bursátiles, estos fondos se están moviendo también en el resto de bancos españoles y, más concretamente, en las entidades domésticas, que son las que mejor han cotizado -con alzas entre un 15% y un 30%- el nuevo escenario de tipos en Europa.

“No creo que vayamos a ver una ofensiva total de los ‘hedge fund’ en banca, pero sí una toma de posiciones paulatina y selectiva. La percepción de estos grandes fondos de cobertura es que el sector ha corrido demasiado en bolsa. Ahora, creen que los grandes catalizadores de la subida -que de media llegó a superar el 20% antes de la invasión de Ucrania- están muy agotados a corto plazo, al menos mientras persistan las incertidumbres actuales”, señalan en un gran bróker.

Efectivamente, gran parte del mejor escenario posible cuando empezó 2022 está descontado. En el precio de los bancos españoles está recogida la subida de tipos que analistas como los de Credit Suisse llevan al 1,5% en la zona euro en 2024. Y también el ascenso meteórico del Euribor desde el -0,502 al cierre del año pasado hasta las puertas del 0% en tasa diaria este mes de abril. Un salto de enormes proporciones que va a tirar de los márgenes del sector.

Hasta ahí los factores positivos que, aunque con grandes y constantes altibajos, convierten a la banca en el sector estrella de la bolsa en 2022. Pero la cuestión es si esos factores fueron suficientes para llevar al sector hasta niveles muy similares a los precios a la invasión de Ucrania en las últimas semanas de marzo. Unas zonas según algunos expertos injustificadas desde las que los ‘hedge fund’ han decidido dejarse ver de nuevo en un sector que habían dejado totalmente al margen de sus estrategias bajistas.

La realidad es que el sector está de nuevo en plena corrección, en un momento de reevaluación de las expectativas para el sector. Los inversores quieren más concreción sobre el ritmo de subidas de tipos tanto en Estados Unidos como en Europa, quieren valorar con más datos el impacto de estos movimientos en la economía global- que ofrece signos evidentes de cansancio- y permanecen muy atentos a la inflación, que camino del 10% puede tener una enorme repercusión en las decisiones de consumo y por lo tanto sobre el negocio bancario.

“Creo que se ha subestimado demasiado la evidencia de que los márgenes del sector van a seguir sufriendo en 2022 y que la escalada de tipos en Europa no se reflejará de forma significativa hasta dentro de dos años. Y lo mismo pasa con el efecto que tendrá en el sistema el la reducción de las operaciones de financiación a largo plazo del Banco Central Europeo (BCE). Las dudas de los inversores están bastante justificadas ahora”, señalan en una gran gestora internacional.

Con estas cartas sobre la mesa, el sector se enfrenta a un corto plazo incierto en bolsa. Muchos inversores que han obtenido enormes plusvalías en banca en el primer trimestre -Sabadell llegó a amasar una ganancia de más del 60% en las primeras semanas de 2022- buscan ahora alternativas en otros sectores más castigados en lo que va de año. ¿Volverán a la banca? La mayoría sí, pero con un panorama más despejado y valoraciones atractivas de nuevo.

Artículos relacionados